La Convención Nacional del Partido Republicano nominó oficialmente al ex gobernador como candidato presidencial para enfrentar al actual mandatario demócrata, Barack Obama, en las elecciones generales del 6 de noviembre. Las encuestas muestran una creciente paridad entre ambos.

Por: INFOnews

En una votación en el estadio Tampa Bay Times Forum, sede de la convención, Romney recibió el apoyo de 2.061 delegados estatales, muy por encima de los 1.144 que necesitaba para convertirse en candidato presidencial, según anunció el presidente de la Cámara Baja, John Boehner.

A su vez, en la primera jornada real de actividades de una convención alterada por la tormenta Issac, los 2.286 delegados republicanos presentes nominaron luego por aclamación al representante (diputado) de Wisconsin Paul Ryan como aspirante a la vicepresidencia.

En un evento de más de tres horas de duración y que contó con intervalos animados por distintas bandas musicales, un representante de cada una de las 50 delegaciones estatales, se pronunció respecto a su decisión de apoyar o no al precandidato surgido de las elecciones primarias.

El que siguió a Romney en cantidad de votos obtenidos, aunque a una amplísima distancia, fue el representante de Texas y ex precandidato presidencial en las primarias, Ron Paul.

Siguiendo la agenda programada por la organización de la convención, Ryan aceptará este miércoles formalmente su candidatura al brindar un discurso en el Tampa Bay, mientras que el turno de Romney será el jueves en el horario central de la noche.

Además de los delegados encargados de nominar a los candidatos y de los 2.125 delegados alternos que participan de la cuadragésima convención republicana, otros altos funcionarios del partido dieron el presente en el encuentro, a pesar de la amenaza del huracán Isaac, que retrasó un día el inicio de las actividades.

Con la economía como principal preocupación del votante, a nivel general los favoritismos aparecen más divididos, con un virtual empate entre los dos candidatos al lograr Romney el 47% de los votos contra el 46% que recibiría Obama, según un sondeo elaborado por el diario The Washington Post y la cadena ABC.

Pero la tercera convención republicana llevada adelante en Florida permitirá al ex gobernador de Massachusetts impulsar su exposición pública.

A partir de ahora, Romney tendrá cerca de diez semanas para hacer campaña por todo el país y tratar de agrandar la distancia con su contrincante en las presidenciales.

El mormón cuenta además con la ventaja de haber superado a Obama en el monto total de fondos recaudados por tercer mes consecutivo.

Sólo en julio, el candidato republicano reunió 101.3 millones de dólares, alejándose ampliamente de los 75 millones de dólares donados a la campaña del titular de la Casa Blanca durante el mismo mes.

Con la confirmación de su candidatura terminan para Romney 15 intensos y duros meses de batalla electoral interna, desde que anunció su intención de luchar por la nominación en junio de 2011, proceso en el que había fracasado en 2008, cuando el partido terminó por nominar al senador John McCain.

Romney logró imponerse a media docena de candidatos en un proceso de primarias que arrancó a comienzos de noviembre.

Los demócratas tendrán su momento estelar para presentar sus propuestas y captar el apoyo de los votantes a partir del próximo lunes, cuando den inicio a su convención en Charlotte, Carolina del Norte, donde nominarán a Obama con el objetivo de que permanezca otros cuatro años más al frente del país.

Deja una respuesta