El gobernador bonaerense enviará a la Legislatura otra reforma impositiva para aumentas los impuestos a los countries, autos de alta gama, pooles de siembra y empresas de alta facturación.

El gobierno bonaerense trabaja contra reloj para presentar en las próximas horas en la Legislatura provincial una nueva reforma impositiva, que prevé imponer un anticipo del impuesto sobre los ingresos brutos para empresas de mayor facturación, sumar una cuota extraordinaria al impuesto inmobiliario de countries y autos de alta gama y gravar los contratos de los pools de siembra, según señala el diario La Nación.

El proyecto, que fue elaborado por técnicos de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA) junto con funcionarios del Ministerio de Economía provincial, busca reunir unos $ 1200 millones adicionales para las exhaustas arcas del fisco bonaerense, según confiaron ayer fuentes del gobierno de Daniel Scioli.

El ingreso mayoritario provendrá del anticipo del pago de un porcentaje de Ingresos Brutos, que las firmas deben abonar en 2013 y que se les impondrá a unas 1000 empresas, seleccionadas según el ranking de facturación que surge de los registros de ARBA. En el gobierno provincial aseguran que la medida ya fue consensuada con varias de las compañías afectadas, que, se indicó, aceptarían pagar un anticipo en lugar de recibir un aumento en sus alícuotas.

Ayer, Scioli analizó junto con sus ministros esta y otras medidas para «optimizar el gasto» de la administración y recuperar ingresos. En ese marco el gobernador, que ayer insistió en poner en marcha medidas de ajuste en todas las áreas de gobierno para profundizar el «ahorro» de recursos, recibió el informe de la propuesta de reforma impositiva elaborada por ARBA.

El segundo punto que contemplará la iniciativa implica la incorporación de una cuota extraordinaria para el impuesto inmobiliario a los propietarios de countries, así como para las patentes de autos de alta gama, valuados por encima de $ 120.000.

El tercer punto fuerte del proyecto oficial apunta a gravar con un mayor impuesto los sellos a lospool s de siembra. La medida había sido adelantada hace un mes y medio por el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Gustavo Arrieta, tras una reunión entre el gobernador y la Mesa de Enlace agropecuaria provincial.
De aprobarse, se trata de la segunda reforma de la ley impositiva 2012 en lo que va del año. La primera se produjo a fines de mayo pasado, cuando la Legislatura provincial sancionó un paquete impositivo impulsado por Scioli, que previamente decretó un revalúo para los campos de la provincia y provocó una airada reacción de las asociaciones de productores agropecuarios.

Aquella iniciativa incluyó aumentos en el impuesto inmobiliario rural, en sintonía con las nuevas valuaciones de los predios; en Ingresos Brutos previó una suba del 3 al 3,5% para la mayor parte del comercio mayorista y minorista de todos los rubros -que facturen entre 1 millón y 30 millones de pesos anuales- y eliminó la exención del pago de Ingresos Brutos a la empresas de televisión por cable y transmisión satelital, que se gravó con una alícuota del 2%; también hubo aumentos en sellos, además de un permiso de endeudamiento al fisco por $ 2200 millones.

Entonces, Scioli buscó el oxígeno de unos $ 2700 millones extras al año -aunque de esa cifra deberá girar 1000 millones-. El tratamiento del proyecto fracasó en tres oportunidades en la Legislatura por falta de quórum, pero se destrabó tras la firma del gobernador del decreto de revalúo, que ayer volvió a ser rechazado y calificado de «inviable» por asociados de Carbap que se reunieron en Carhué.

La Política Online

Deja una respuesta