Andrés D’Alessandro es fanático de los tatuajes y lentamente va cubriendo todo su cuerpo con tinta. Sin embargo, el último que decidió hacerse es algo peculiar y llamó la atención de sus seguidores.

El ídolo de Inter de Porto Alegre decidió tatuarse su propia cara en su cintura, acompañado con la inscripción «D’Ale», que además de ser la abreviación de su apellido es su propia marca que comercializa productos con su imagen en Brasil.

Vale recordar que no es el primer exjugador de River que se tatúa a si mismo: a mediados de año, Fernando Cavenaghi se hizo en la pierna la imagen de cuando levantó la Copa Libertadores con el club de Núñez.

Fuente: Ámbito