La persistencia del fenómeno de El Niño  determinará un verano lluvioso y temperaturas inferiores a las habituales, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

“Los modelos indican casi con un 100 por ciento de certeza que El Niño continúa hasta finales del verano”, explicó la meteoróloga Cindy Fernández .

“Cuando promediemos las temperaturas y precipitaciones al terminar febrero, esperamos que las temperaturas sean inferiores a las normales y las precipitaciones superiores” a la media, afirmó.

Fernández dijo que, “como estamos en un Año Niño, hay tendencia a (que ocurran) eventos diarios de precipitaciones abundantes”, una marca del fenómeno climático que en los últimos diez días provocó hasta 130 milímetros de lluvia en varias localidades del noreste del país.

El verano será similar a lo que venía pronosticando el Servicio Meteorológico Nacional en los últimos días por lo que “en la región central del país habrá temperaturas levemente inferiores a las normales”.

“Se juntan dos cosas: el fenómeno de El Niño sigue permitiendo mayor cantidad de pasajes de frente frío y, además, todas estas regiones van a tener lluvias superiores a las normales, lo cual lleva a tener mayor cobertura nubosa, menos incidencia de sol en la superficie terrestre y por tanto menos calentamiento”, describió Fernández.