La Fiscalía General de Colombia entregó este martes el balance final de una operación que permitió el desmantelamiento de una red integrada por colombianos y estadounidenses y que se dedicaba a la prostitución infantil.

Tras la redada fueron arrestadas 12 personas, una de ellas en Estados Unidos y quien, según la Fiscalía colombiana, viajaba a Medellín, la segunda ciudad en importancia de Colombia y a unos 250 kilómetros al noroeste de Bogotá, «para tener relaciones con menores de edad y las filmaba».

Los operativos se adelantaron en Medellín; en Armenia, capital del departamento de Quindío, 175 kilómetros al oeste de Bogotá, y en el puerto caribeño de Cartagena, 650 kilómetros al norte de la capital colombiana.

«En la capital del Quindío los delincuentes utilizaban establecimientos de masajes y sitios conocidos como web chat para realizar dichas actividades sexuales y ofrecer planes de turismo sexual», enfatizó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

Uno de los menores rescatados «estaba siendo vendido… por 2.500 dólares porque, según los integrantes de la organización, se trataba de una niña virgen», enfatizó el ente investigador.

El reporte oficial agregó que «fueron retenidos además cinco menores de edad involucrados en los delitos de proxenetismo y turismo sexual, y rescatadas 43 mujeres, 23 de ellas menores de edad, que las organizaciones utilizaban para ofrecer servicios sexuales».

Según el reporte oficial, en Medellín las niñas -entre 15 y 17 años- eran contactadas por un taxista que a su vez ofrecía los servicios sexuales de las menores a los turistas que visitaban la ciudad.

Según el estatal Instituto Colombiano de Bienestar Familiar entre enero y agosto de 2014 la entidad ha acogido bajo protección a 92 niños, niñas o adolescentes que fueron víctimas de este delito.

www.diariohoy.net