Colectiveros paran y cortan la General Paz tras el crimen de chofer de la línea 620

Choferes de colectivos de la zona oeste del conurbano bonaerense cortaban desde esta madrugada el tránsito en avenida General Paz y Alberdi, en el barrio porteño de Mataderos, para reclamar seguridad tras el asesinato de un colega de la línea 620.

La protesta, que del lado de la provincia de Buenos Aires afecta la circulación vehicular a la altura de Provincias Unidas, en la localidad de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, acompaña un paro de 24 horas resuelto por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en las líneas 49, 55, 86, 88, 96, 126, 172, 174, 180, 185, 218, 236, 242, 284, 317, 325, 378, 338 (La Costera), 382, 406, 620, 622, 624, 628 y 630.

También se adhieren a la medida de fuerza empleados de La Nueva Metropol con sus líneas 136, 163, 182, 322, 237, 503 Merlo, 326, 327 y 392.

El tránsito está habilitado en las colectoras de la General Paz, donde se registran importantes demoras en la circulación. A raíz del corte, también están muy cargadas las autopistas Riccheri, DellePiane y del Oeste. En tanto, también se registra un corte en la ruta 3, a la altura del kilómetro 35, en Virrey del Pino.

El crimen que desencadenó la protesta ocurrió ayer en la localidad de Virrey del Pino, cuando Leandro Miguel Alcaraz, de 26 años, conducía el interno 103 de la línea 602 y discutió con dos pasajeros que no tenían la tarjeta SUBE para abonar el viaje. Si bien el colectivero los dejó viajar, tras descender en una de las paradas y sin mediar palabra, los atacantes dispararon contra el chofer y lo hirieron de muerte, según relataron testigos.

Leonardo Albornoz, delegado de los trabajadores de la línea 602, subrayó que hay cada vez más inseguridad en las calles y que los choferes viven con permanente temor a los asaltos o agresiones.

“Puede pasar de todo, que sufran un asalto o que un pasajero los agreda”, declaró a la radio Continental luego de señalar que los testigos coinciden en que el chofer fue asesinado a balazos por uno de los dos pasajeros a los que había dejado viajar a pesar de que carecían de la tarjeta SUBE. “Queremos una reunión urgente para que nos den una solución para prevenir los asaltos y hechos de violencia”, remarcó el delegado.

http://www.ambito.com