El abogado del empresario José María Nuñez Carmona, amigo y socio de Amado Bouodu, recusó hoy formalmente al juez Daniel Rafecas en la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en el rescate de la ex Ciccone Calcográfica. Acusa al magistrado de «falta de libertad de conciencia» para intervenir en la causa.

El abogado Diego Pirota, representante del empresario José María Nuñez Carmona -amigo personal del vicepresidente Amado Boudou- recusó hoy formalmente al juez Daniel Rafecas en la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en el rescate de la ex Ciccone Calcográfica.

El letrado sostuvo que Rafecas «no posee libertad de conciencia» para seguir interviniendo en el expediente.
El juez deberá aceptar o rechazar la recusación, y luego elevar el expediente en consulta a la Cámara Federal, que será la que en definitiva determinará si Rafecas sigue o no interviniendo en el expediente.

Pirota basó su recusación en las declaraciones de Rafecas publicadas por el diario Perfil, que el magistrado describió como la violación de un off the record (una conversación personal con una periodista que no tenía destino de publicación) y el intercambio de mensajes de texto con el abogado Ignacio Danuzzo Iturraspe.

La semana pasada, Nuñez Carmona ya había recusado el fiscal Carlos Rívolo, situación que aún no fue resuelta.
Según el abogado Pirota, Rafecas como juez de la causa «utilizó un elemento indebido» en el contexto de la investigación.

A partir de sus conductas, dedujo que no posee la «libertad de conciencia», ni la «independencia de criterio», ni la «integridad moral» como para garantizar que el proceso por la ex Ciccone será «justo».

El escrito argumenta que Rafecas «prejuzgó» al opinar sobre circunstancias vinculadas con el expediente.
«Entiendo que vuestra señoría ha adelantado ya su opinión en numerosas oportunidades en este proceso», resumió Nuñez Carmona, a través de su abogado.

La Política Online

Deja una respuesta