Ciccone: Casación ratificó elevar a juicio al ex jefe de asesores de la AFIP


El tribunal rechazó la vía extraordinaria que presentó la defensa de Resnick Brenner para eludir la investigación

Foto: Na

El ex jefe de asesores de la AFIP, Rafael Resnick Brenner, recibió hoy un revés judicial en la causa por la expropiación de la ex imprenta Ciccone Calcográfica. La Cámara Federal de Casación Penal le rechazó un recurso extraordinario donde planteaba la nulidad de la citación de las partes a juicio, por encontrarse en etapa de instrucción la causa que involucra al ex titular del organismo fiscal, Ricardo Echegaray, y otros funcionarios.

La Sala IV de ese tribunal, integrado por los camaristas Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani, declaró inadmisible el recurso extraordinario presentado por la defensa de Resnick Brenner, conocido por ser la mano derecha de Echegaray cuando éste estuvo a cargo del fisco durante el kirchnerismo.

La presentación de Resnick apuntaba a rechazar la decisión que tomó antes esa misma Sala IV, cuando le denegó un recurso de queja. Por esta vía, buscaba que la Corte Suprema de la Nación definiera su planteo de declarar la nulidad de su citación a juicio en la causa Ciccone por parte del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°4 (TOF4).

La Justicia busca esclarecer qué participación tuvo Resnick en la venta fraudulenta de la compañía. Desde el punto de vista de la defensa de Brenner, no se podía avanzar con las imputaciones hasta que concluya la etapa de instrucción.

Sin embargo, la estrategia judicial no prosperó. La Oficina Anticorrupción, a cargo de Laura Alonso e interveniente como querellante en la causa junto a la Unidad de Información Financiera (UIF), solicitó que el recurso extraordinario sea declarado inadmisible. La Cámara Federal de Casación, finalmente, consideró ahora por válido el planteo presentado por la OA, según difundió el sitio del Centro de Información Judicial.

El juicio oral y público por el caso Ciccone arrancó el martes pasado. Además de Resnick, en el banquillo de los acusados está sentado como figura central el ex vicepresidente Amado Boudou. Junto a él, están siendo juzgados el amigo y socio de Boudou, el empresario José María Núñez Carmona; el ex titular del fondo de inversión “The Old Fund” y supuesto testaferro, Alejandro Vandenbroele; el ex dueño de la imprenta Nicolás Ciccone, y el ex jefe de Gabinete de Asesores del Ministerio de Economía, Guido Forcieri.

Para la Justicia, el ob­je­ti­vo de la ope­ra­ción de compra de Ciccone era constituir un negocio fraudulento en base a contratos con el Estado que consistían en la im­pre­sión de bi­lle­tes y do­cu­men­ta­ción ofi­cial.

El ex vi­cepresidente, detenido desde la semana pasada, es­tá acu­sa­do de “abu­so de au­to­ri­dad, vio­la­ción de los de­be­res del fun­cio­na­rio pú­bli­co, negocia­cio­nes in­com­pa­ti­bles y mal­ver­sa­ción de cau­da­les pú­bli­cos”. La pe­na en con­cur­so que en­fren­ta­ría po­dría va­riar en­tre uno a do­ce años de pri­sión.

En lo que respecta a Resnick Brenner, el funcionario buscó despegarse de las maniobras sospechosas al pedir que se cite a declarar a “Cristina Kirchner, que era Presidente cuando ocurrieron los hechos investigados y que fue quien envió al Congreso el proyecto de expropiación de la ex Ciccone”.

También, y con mayor énfasis, solicitó a través de sus abogados la citación de Ricardo Echegaray, quien “en 33 días cambió de opinión para levantar la quiebra de Ciccone” y “en once días otorgó el plan de pagos”, entre otros aspectos formales.

www.infobae.com

Comments are closed.