China apuntaló al yuan y los mercados respiraron, pero la tensión no cede

Wall Street reaccionó con subas a las acciones de China para sostener a su moneda y Argentina lo sintió.

Tras la sorpresiva devaluación del yuan chino que el lunes golpeó a todos los índices globales, los mercados tuvieron ayer un respiro. China actuó para apreciar su moneda y Wall Street reaccionó con alzas, que se sintieron en la Argentina con un retroceso del dólar, un repunte de la Bolsa y cierto baja del riesgo país. Pero la recuperación no borró los temores.

El yuan recuperó 0,3%, sin nuevas sorpresas. Así, tras su peor caída del año, el S&P 500 de Wall Street sumó 1,3%, el Dow Jones 1,21% y el Nasdaq 1,39% en la medida en que los inversores entendían que la guerra comercial se tomaba una pausa. Pero inversiones de refugio como el oro sostuvieron sus ganancias del día previo: terminó en u$s 1474 la onza, 0,11% de suba diaria, prueba de que todavía hay fondos que prefieren quedarse afuera de los activos de riesgo.

“El miedo quedó, saben que puede volver a pasar tranquilamente, por eso es que los activos no recuperaron las caídas del día anterior”, dijo Martín Saud de Balanz.

Tras su salto de 80 centavos del lunes, el dólar cayó 20 ayer para cerrar en $ 46,48 minorista (ver aparte). Los bonos soberanos argentinos mostraron repuntes generalizados, por debajo de un punto porcentual. El que más ganó fue el Global 2028, con un 1,17%, frente al 3,82% de baja del lunes. El riesgo país cayó 7 puntos a 897 unidades.

El índice S&P Merval ganó 1% en el día, tras la caída de 1,2% del día previo, dos movimientos modestos. Ahora, si se los mide en dólares, implica un repunte del 1,24% frente al desplome del 3,92% de inicios de semana.

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE
Las razones financieras por las que Macri y Fernández disputan el voto de los jubilados

“Tuvimos una especie de respiro”, dijo Martín Polo de Mills Capital Group. “Pero creo que en este contexto de efervescencia por la guerra comercial vamos a tener varios días como estos, la volatilidad llegó para quedarse”, agregó.

La opinión de operadores locales es que la nueva fase de la guerra comercial suma otro elemento de riesgo binario a los atribulados activos argentinos.

“Una PASO mala para el Gobierno con el mundo mal, es mala para activos argentinos, una PASO aceptable con el mundo mal, también; un resultado favorable al Gobierno con el mundo mal, neutral”, dijo Miguel Zielonka de Econviews. “Es un cara o ceca, un evento binario con resultados muy contrapuestos”, resumió.

“Argentina siempre va a ser un poco más volátil que el resto del mundo, pero el grado de volatilidad va a estar muy influido por lo que pase el domingo en las urnas, no es que el contexto internacional no va a afectar, sino que lo va a hacer con distinta intensidad según el caso”, coincidió Polo.

Por El Cronista especial para Los Andes
Matías Barbería