Así lo confirmó el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, en relación al extendido foco ígneo que se inició el jueves. La hipótesis oficial apunta a un error de los turistas

El incendio que se inició el jueves ya se cobró 22.500 hectáreas en la Región del Biobío. Es por eso que, tal como confirmó el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, se la declaró zona de catástrofe.

El desastre dejó sin vivienda a 600 personas, motivo por el cual el Gobierno de Sebastián Piñera acaba de anunciar un plan de restauración de las mismas que demoraría 9 meses.

Hinzpeter dijo que solicitó la máxima coordinación a las policías y las fiscalías para dar con el paradero de los presuntos responsables del origen del fuego, que se inició en ocho puntos de manera simultánea, dejando abierta la hipótesis de la intencionalidad.

Piñera anunció que enviará un proyecto para endurecer las penas a quienes sean responsables de hechos por el estilo.

Agenciacna.com

Deja una respuesta