Represa

El empresario hoy se reunirá con el vicecanciller de ese país.

El crédito para la represa de Chihuido en Neuquén se demora, y las autoridades de esa provincia se quejaron. “Si Rusia no puede financiar, hay una oferta china que es muy interesante”, expresó el gobernador Jorge Sapag con relación a las demoras. Las palabras del mandatario neuquino llevaron al consorcio que realizará la obra –encabezado por Eduardo Eurnekian– a tratar de acelerar los tiempos. El empresario almorzará hoy en Buenos Aires con el vicecanciller ruso Serguei Ryabkov y hablarán sobre las cláusulas que demanda el banco para desembolsar el préstamo, que podría ser de hasta US$ 2.600 millones, con un límite de 85% sobre el costo total de la obra.
El gobierno nacional adjudicó la construcción de esta represa neuquina a un grupo liderado por Helport (de Eurnekian), Chediack, Panedile, Eleprint, Hidroléctrica Ameghino, Isolux y la rusa Inter Rao. La entidad rusa Vnesheconombank (Banco para el Desarrollo y Asuntos Económicos Exteriores) será la encargada de realizar el préstamo para la obra. Se esperaba que los primeros fondos para la represa aparecieran en septiembre. Pero los prestamistas tienen dudas sobre la obra y el país. Todavía no están listos para realizar desembolsos, según conocedores del asunto.
En junio, Clarín adelantó el préstamo venía retrasado. Los rusos querían que la auditoría del proyecto fuera hecha por un organismo independiente, pero el Ministerio de Planificación (encabezado por Julio De Vido) impuso a la Universidad de La Plata. Eso también molestó a las autoridades neuquinas, que estimaban que esa tarea sería asignada a la casa académica de esa provincia. Para saldar las diferencias, las empresas acercaron a KPMG.
La fecha para firmar el arribo del dinero se viene postergando y se estirará, como mínimo, hasta noviembre. El gobernador Sapag quiere dar inicio a la obra antes de que termine su gestión, el próximo 10 de diciembre.
En caso de ser electo presidente, Daniel Scioli analiza una visita a China y Rusia para corroborar acuerdos con esos países. Sin embargo, las condiciones de préstamos de ambas naciones son diferentes. Los rusos no aceptan el mismo tratamiento que los chinos.
Cristóbal López se presentó en Chihuido junto a una firma oriental.

Fuente: iEco