Charlotte Caniggia habló con la revista Gente sobre cómo debe ser un hombre que intente seducirla y, de paso, desmiente nuevas cirugías.

Quizás porque hace unos días la veíamos algo desaliñada, Charlotte Caniggia pasó por Buenos Aires con papá (Claudio Paul, claro) y mamá (Mariana Nannis) y quiso dejar claro, antes que nada, su estado civil. «No estoy de novia, pero tengo muchos amigos con los que salgo a tomar algo. No puedo tener una relación estable, porque viajo mucho y no hay quien me siga los pasos. Soy muy cambiante: en cuanto me aburro… ¡me voy! Además, hasta ahora no encontré al hombre que tenga todo lo que a mí me gusta».

Para los que tenga intenciones de seducirla, aclara: «El que salga conmigo debe vestirse bien y no ser rata. Solo acepto novios que hagan buenos regalitos y me saquen a pasear en Ferrari. Si no es así, a mi madre no la convenzo para que lo apruebe».

¿Una salida ideal? Tomar nota: «No me importa si me lleva a la Costanera a comer una hamburguesa, pero prefiero que me invite sushi con champagne. Lo que más me apasiona es que si queremos irnos de viaje, armemos la valija y nos vayamos. La edad no me importa, pero no debe ser muy grande».

A la vez, desmiente que su paso por Baires tiene que ver con una nueva visita al quirófano.  «Me gusta tener la imagen que puede querer cualquier chica de mi edad. Quiero verme bien todo el tiempo. Se especuló que vine a Buenos Aires para achicarme las lolas, hacerme una lipo, y miles de cosas más… Por ahora ¡cero cirugías!».

Y para cerrar, esto:  «Me gustaría bajar un poco de peso. Me siento divina y con un poco de dieta estoy perfecta de nuevo».

Fuente: Clarin