EEUU, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España, Canadá y Australia expulsaron a los embajadores sirios. Repudiaron así la masacre en la ciudad de Hula, que dejó 108 muertos. Al Assad recibió al enviado de la ONU

Crédito foto: Reuters

El mandatario francés François Hollande comunicó la expulsión de la embajadora de Siria en su país, Lamia Chakkour, en una rueda de prensa realizada minutos después de su encuentro con el presidente de Benin, Thomas Boni Yayi. La notificación llegará entre el martes y el miércoles, añadió.

Hollande informó, por otro lado, que el grupo de países «amigos de Siria» se reunirá «a principios de julio» en París. «Tuve una conversación con David Cameron, el primer ministro británico. Laurent Fabius, ministro (francés) de Relaciones Extranjeras, habló con el secretario general de Naciones Unidas y acordamos una serie de medidas de presión contra Siria», afirmó.

Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel también decidió expulsar al embajador de Siria, Radwan Lufti, como respuesta a la masacre perpetrada en Hula entre el viernes y sábado pasados, cuando las tropas de Bashar Al Assad mataron a más de 100 personas, entre las que había una gran cantidad de niños.

Poco después, los gobiernos de Australia, de Italia y deEspaña, a cargo de Mariano Rajoy, también se sumaron a la medida adoptada por Francia y Alemania.

El Reino Unido echó al encargado de negocios de la Embajada de Siria, el máximo representante diplomático en el país tras la expulsión al embajador realizada por David Cameron meses atrás.

A través de un comunicado oficial, los Estados Unidos notificaron la adopción de la misma medida en contra del régimen sirio. «Hacemos responsable al Gobierno sirio por esta matanza de vidas inocentes», expresó la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland, al anunciar que el encargado de negocios de Siria, Zuheir Jabur, tenía 72 horas para abandonar el país. «Hemos tomado esta decisión en coordinación con los países socios, Australia, Canadá, España, Gran Bretaña, Italia, Francia y Alemania», añadió.

Pese a las denuncias de la oposición, el régimen sirio asegura que no se violó el alto al fuego, puesto en vigencia el 12 de abril pasado en el marco de un plan de pacificación. El enviado de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, se reunió por este motivo con Al Assad este martes.

Al enterarse del accionar de los países occidentales, el Consejo Nacional Sirio (CNS), principal coalición de oposición, agradeció el apoyo y pidió una resolución del Consejo de Seguridad que autorice el uso de la fuerza contra Al Assad.

Fuente: DPA – AFP – Infobae

Deja una respuesta