La actriz estuvo de compras por Palermo y se dejó fotografiar por los paparazzi

Parece que los días malos están terminando para Celeste Cid, quien estuvo internada por su propia voluntad en la clínica Avril, para controlar sus adicciones.

Este año iba a ser la protagonista de Lobo, pero por una recaída debió postergar todo y dedicarse a ella y a su familia.

El fin de semana Celeste reapareció por Palermo y se ocupó de hacer varias compras en los mejores locales. Lució mucho mejor de aspecto y con una silueta esbelta.

La actriz sonrió para los paparazzi aunque no quiso confirmar nada sobre su futuro laboral, que al parecer la traería a la pantalla a mediados de año con una tira junto a Luciano Castro.

Lo primero, la salud. Es por eso que continúa en tratamiento desde su casa y espera pronto recuperar a su hijo André, quien permanente bajo los cuidados de su padre, Emmanuel Horvilleur.

El trabajo, puede esperar…

Teleshow

Deja una respuesta