Más de 16.500 personas murieron víctimas de la violencia en Siria desde el inicio de la represión en marzo del 2011, informó hoy el Observatorio de los Derechos Humanos, con sede en Londres. El régimen endurece su posición y promueve más leyes represivas.

Por: INFOnews

El Observatorio sostuvo que fueron 11.486 los civiles muertos, mientras perdieron la vida 4.151 soldados y 870 militares que se sumaron a los movimientos de oposición.

La violencia se incrementó en las últimas semanas y los informes sobre víctimas mortales son los peores en los últimos quince meses, advirtió la misma fuente.

El presidente sirio, Bashar al Assad, promulgó hoy tres nuevas leyes contra el terrorismo, según informó la agencia de noticias oficial SANA.

Una de las nuevas leyes establece penas de cadena perpetua con trabajos forzados para los crímenes de formación de organización terrorista, financiación e incitación al terrorismo.

Otra de las leyes prevé el despido de cualquier funcionario implicado en terrorismo mientras que la tercera «establece entre 10 y 20 años de cárcel con trabajos forzados y una multa para quien secuestre a alguien por la fuerza o con engaños para solicitar un
rescate», explicó SANA.

El régimen de Al Assad suele hablar de «grupos terroristas» para referirse a los rebeldes y opositores que desde hace más de un año luchan contra el gobierno.

Deja una respuesta