El humorista ironizó sobre su relación con el CEO del Grupo Clarín y aseguró: «Digo lo que pienso porque si no me voy a enfermar».

Alfredo Casero lo hizo de nuevo. El humorista y a esta altura panelista de la realidad argentina habló sobre su relación con el CEO de Clarín, Héctor Magnetto, y se mostró irónico.

«Yo no soy un tipo de la política ni me paga Magnetto. Yo solamente como con Magnetto, desayuno a la mañana y al mediodía le voy a comprar rabas. Yo digo lo que pienso, si no me voy a enfermar», manifestó Casero en diálogo radial.

«Yo no leo Clarín. Me importa un pedo. Hay gendarmes payasescos que se tiran arriba de un auto. Esta es una dolorosa navegación por la mentira, la injusticia», remarcó el creador de Cha Cha Cha, al tiempo que destacó que el multimedios, muchas veces señalado como apuntalador de sus opiniones, no lo guiona: «Clarín no es dueño de mi sentido común».

«Es muy difícil estar en contra de todo. Festejo que estén en contra de lo que pienso. Jamás recibí plata del estado porque me parece indigno», se indignó el actor.
«Es muy difícil estar en contra de todo. Festejo que estén en contra de lo que pienso».

En tanto, Casero aprovechó la ocasión para hablar sobre su ex compañero de ruta, Diego Capusotto, quien triunfa en la televisión con su humor alternativo: «Capusotto piensa diferente, pero pensamos diferente en millones de cosas. Yo no tengo demasiados nichos para ponerme a trabajar en la televisión. Pero me encantaría volver a hacer reír a la gente».

www.infonews.com