Con la presencia de la oposición, a diferencia de la última oportunidad en la que el jefe de Gabinete visitó la Cámara baja -en junio pasado- se desarrolla la sesión, que promete ser muy extensa.

Conforme la decisión que se ha impuesto Jorge Capitanich de cumplir con lo que la Constitución manda, el jefe de Gabinete se presentó este primer miércoles de septiembre en la Cámara de Diputados para brindar el informe correspondiente. En esta oportunidad, su presencia no estuvo acompañada por la polémica de la anterior, el 2 de junio, cuando la oposición decidió no asistir a la reunión, disconforme con la metodología del informe.

La sesión comenzó a las 11.30 y tras la entonación del Himno se realizó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la tragedia ocurrida este martes en Santiago del Estero, en la que fallecieron doce personas. A continuación, el jefe de Gabinete ingresó al recinto a las 11.41, para dar el sexto informe de su gestión, que comenzó con la enumeración de las horas que transcurrió en esas reuniones escuchando preguntas y brindando respuestas.

Luego abordó plenamente su informe, hablando de los tres principales desafíos que tuvieron tanto Néstor como Cristina Kirchner. Citó la necesidad de generar las condiciones de políticas públicas para reducir el desempleo, la pobreza y la indigencia; propiciar la reestructuración de la deuda pública, y cómo generar las condiciones para generar mecanismos para robustecer la matriz productiva.

www.parlamentario.com