El mundo muestra síntomas de recuperarse de la profunda crisis financiera que se vivió entre el 2008-2009, lo que marca un gran optimismo en todos los actores económicos de cara al próximo año.
Poco a poco la economía argentina parece dar pasos hacia una salida de la crisis estructural de su economía que venía sufriendo desde hace casi dos años, y que significó que se retrajeran y dieran marcha atrás el crecimiento y los avances que se había conseguido en materia económica y social en el lustro 2003-2007.

Dentro de toda esta vorágine, el gobierno parece haber impulsado medidas de redistribución de la riqueza, como la asignación universal por hijo o el trabajo para los cooperativistas, que sirven para volver a insertar a una enorme masa de la población que se encontraba fuera del sistema, y que con esto puede dejar la indigencia y ser absorbidos por el Estado.

La Agencia de Noticias CNA los invita a hacer un repaso por los hechos económicos que marcaron un antes y un después en el año.

► Sin duda el principal problema económico para los argentinos es la inflación, que sin embargo hasta ahora, el gobierno niega en forma sistemática, sin hacer nada para detenerla. Los indicadores privados señalan que la inflación para este 2010 superará claramente el 30%, cuando el Ejecutivo a través de sus estadísticas oficiales, muestra un crecimiento inflacionario apenas mayor al 10%, es decir, tres veces menos que los privados.

► Un escandaloso despido de Martín Redrado del banco Central de la República Argentina (BCRA), por oponerse éste al uso de reservas internacional para pagar deuda externa. Este hecho marcó el comienzo del año, y fue un papelón internacional, que metió a la Argentina al borde la vergüenza y la humillación en el contexto global.

►En octubre el Congreso nacional sanciona un proyecto de la oposición para establecer en el país el 82% Móvil para la clase pasiva, despertando la furia del kirchnerismo, que veta una ley esperada por todos los jubilados y que servía para pagar la eterna deuda que tiene la clase dirigente argentina con los más viejos, que siguen ganando jubilaciones de miseria sin poder llegar tranquilamente a fin de mes.

► La pelea entre el gobierno y la oposición llevó a que se termine el año sin la aprobación del Presupuesto 2011, lo que marca a las claras cómo las cuestiones políticas egoístas de los partidos políticos, están por encima del bienestar de los más de 40 millones de argentinos.

► El gobierno argentino llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para lograr armar un nuevo índice de precios que modifique la virtual intervención del Indec (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) que viene manteniendo el kirchnerismo desde el año 2007. El principal motivo de este cambio de actitud, es el querer volver a instalarse en el mercado internacional, y conseguir créditos.

► En ese mismo sentido, el gobierno pretende abonar en forma efectiva con reservas del Banco Central la deuda que se mantiene con el Club de París, como una manera de volver a reinsertarse en el contexto internacional. Vale recordar que esta deuda es acusada por la oposición de ser espuria e ilegal, por ser adquirida en su mayoría bajo los tiempos de la última dictadura militar.

► Con la reapertura del canje de deuda, que tuvo una aceptación cercana al 70 por ciento, el gobierno pretende mostrar como un éxito que sumerge a la Argentina en la senda del paraíso económico.

►El 2010 dejará al PBI creciendo a un ritmo del 8,5 por ciento; una suba del 10 por ciento en la actividad industrial y récord de 100 millones de toneladas de granos.

► La economía de América Latina y el Caribe retomó este año la senda del crecimiento con un incremento del 6%, tras la caída del 1,9% que experimentó el pasado año, aunque su expansión se moderará hasta el 4,2% en 2011, según un informe elaborado por la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe).

► Paraguay lidera el crecimiento en la región, con un 9,7 por ciento, seguido de Uruguay, con un 9%, y de Perú, con un 8,6%.

►El Banco Central termina el 2010 con 52.500 millones de dólares atesorados, cuando el año empezó con 47.967 millones y pese al pago de deuda termina con un superávit cercano a 4.400 millones.

► Entre lo negativo, el país sufrirá una fuga de capitales cercana a los 12.000 millones de dólares.

► El profundo aumento del Gasto Público, que se cree superior a un 30% en todo el 2010 con respecto al año pasado, convierte a esto en uno de los principales riesgos de cara al futuro cercano, sin que hasta el momento haya medidas tendientes a equilibrar el Gasto.

► La Balanza Comercial retrocedió un 20% con respecto al 2009, lo que se da sobre todo por la importación de bienes de capital, y la mano de Guillermo Moreno en el impedimento para exportar varios de los bienes producidos en el país.

►El campo, a pesar de sus interminables peleas con el gobierno kirchnerista, termina uno de sus mejores años en materia de cosecha, con más de 100 millones de toneladas de granos, algo impensado hasta hace sólo dos años atrás.

► Las más optimistas mentes económicas del gobierno nacional, hablan de un superávit primario cercano a los 7.000 millones de dólares en el 2010, lo que según ellos es muestra del fuerte crecimiento económico que muestra la Argentina desde el 2003 a la fecha.

► La importación de billetes de 100 pesos, muestra a las claras la crisis que vive el país en materia de impresión de billetes, y el reconocimiento implícito del gobierno nacional de la alta inflación que reina en el país.

►La carne ha subido como nunca en su precio, llegando a valer el doble a final de año de lo que salía a comienzos del 2010, desgastando aún más los alicaídos bolsillos de los trabajadores y la clase Media nacional.

►El Gobierno le quitó la licencia a Cablevisión para ofrecer el servicio de banda ancha con Fibertel, desatando una nueva guerra con el Grupo Clarín, que aún tiene sus capítulos en la Justicia, y con un final abierto.

► Los bloqueos de los Camioneros comandados por el titular de la CGT, Hugo Moyano, a empresas como Techint, no hacen más que generar nuevas incertidumbres sobre el rumbo económico internacional y desalentar inversiones de los capitales internacionales en el país.

►El diputado Héctor Recalde, hombre de extrema confianza de Hugo Moyano, presenta en septiembre en el Congreso nacional un proyecto para que las empresas repartan sus ganancias, despertando la adhesión del gobierno en un comienzo, pero luego de las críticas de los empresarios y de la UIA (Unión Industrial Argentina) al mismo, comienza a bajar su apoyo y retrasa su tratamiento en el Parlamento nacional.

► La crisis económica de Gracia e Irlanda, hace tambalear a otros países europeos como España, Portugal e Italia, que comienzan severos planes de ajuste a sus economía, despertando la furia de los sindicalistas y de la clase trabajadora, que realizan grandes paros que paralizan la administración pública.

► La pelea del gobierno nacional con Clarín llegó a Papel Prensa, con la intervención de Guillermo Moreno a la empresa, desatando una fuerte crisis judicial que todavía sigue en ciernes, y que el gobierno aumenta la presión sobre el holding mediático queriendo regular el mercado del papel de diarios en la Argentina.

Fuente: www.agenciacna.com

Por Marta

Deja una respuesta