Todos los anuncios, supeditados a la situación financiera.

El flamante ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, admitió que cualquier anuncio de trascendencia en su área dependerá de cuántos dólares encuentren en el Banco Central. Naturalmente, se refiere a la eliminiación o rebaja de retenciones prometidas en campaña por el presidente Mauricio Macri

«Tengo que hablar con Alfonso Prat Gay, tendremos que tomar conocimiento de cuál es la realidad del Banco Central y hacernos cargo del Ministerio (de Agricutura)», dijo Buryaile en declaraciones a Radio Del Plata.

Buryaile pondrá en funciones mañana, en horas del mediodía, al equipo de secretarios que lo acompañará en su gestión al frente de la cartera.

El ministro adelantó que a partir de la semana que viene, «vamos a estar sacando algunas resoluciones» y prometió realizar las primeras convocatorias a actores del sector agropecuario.

Durante la campaña electoral, el presidente Mauricio Macri había prometido reducir las retenciones a la soja y eliminar las del trigo y el maíz.

En otro orden de cosas, Buryaile dijo que «el sector que más me preocupa es el sector lechero», porque «está perdiendo plata y están desapareciendo productores. Es lo más urgente que tenemos en mi cartera».

El nuevo ministro también negó haber recibido presiones de parte de las entidades agropecuarias y dijo que ya tuvo contactos con los titulares de la Sociedad Rural, Miguel Etchevehere, y la Federación Agraria Argentina (FAA), Omar Príncipe.

Fuente: iEco