Bullrich: “Imagínense que vamos a tener un G20 ¿no vamos a poder dominar un Boca vs River?

La Ministra de Seguridad criticó a D’Onofrio y Angelici por no querer público visitante en la final de la Libertadores.

La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, criticó hoy que los presidentes de Boca Juniors y River Plate se decanten por que no haya público visitante en los dos partidos de la final de la Copa Libertadores en Buenos Aires, ya que remarcó que el Gobierno garantiza la seguridad durante los mismos.

“Imagínense que vamos a tener un G20 (cumbre de presidentes a finales de mes)… ¿no vamos a poder dominar un partido River-Boca?. Parece que en Argentina se quiere la discusión por la discusión misma”, reprochó la titular de la cartera al ser preguntada al respecto por la prensa en un acto en la capital argentina.

La ministra remarcó que el Gobierno nacional y local puede garantizar las condiciones de seguridad necesarias para aceptar público visitante, tras años de limitaciones por la fuerte violencia registrada en los encuentros de los principales equipos, que llegó a provocar la muerte de hinchas.

“Y si los clubes no quieren por cuestiones operativas, de entradas, de plata o lo que sea es un problemas de ellos”, reprochó.

El presidente de Boca, Daniel Angelici, y el de River, Rodolfo D’Onofrio, se reúnen a estas horas con autoridades de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para limar detalles en torno a los encuentros que enfrentarán a ambos equipos por la final del torneo continental los sábados 10 y 24 de noviembre, en los estadios de La Bombonera y el Monumental, respectivamente.

Entre otros asuntos, debaten si finalmente esas son las fechas elegidas para los partidos -ya que se ha planteado que, por respeto a la comunidad judía, se celebren en domingo- y también si el público visitante es aceptado, como pidió Macri.

Sin embargo, este fin de semana tanto Angelici como D’Onofrio ya adelantaron que casi con seguridad las dos finales serán sin público visitante, por cuestiones como la pérdida de capacidad de los estadios y la consecuente falta de espacio para los socios de cada equipo.

“La Argentina parece el mundo al revés”, recriminó Bullrich, que destacó que Macri -quien el pasado viernes anunció que había ordenado aceptar público visitante pero después reculó al decir que la última palabra la tienen los clubes- “está poniendo a Argentina en el lugar que Argentina tiene que estar”.

“Como fueron los Juegos Olímpicos (de la Juventud, celebrados semanas atrás) y como va a ser el G20”, añadió la ministra.

“Cuando el presidente de la Nación me pregunta si creemos que están dadas las condiciones para jugar un partido a nivel internacional, como se juega en cualquier país del mundo, y nosotros junto a la Ciudad decimos que sí, parece que a partir de ahí lo atacan al presidente”, sentenció.

www.losandes.com.ar