La Primera Dama de Francia se mostró muy enojada porque la revista francesa Paris Match publicó en su tapa la fotografía de su hija de cinco meses, Giulia. Hay un dato que no es menor: la subdirectora de la publicación es la actual pareja de Hollande, contrincante de Nicolas Sarkozy en las próximas elecciones generales francesas.

Carla Bruni, la esposa del presidente francés Nicolas Sarkozy, se manifestó muy molesta con la prensa de su país luego de que una foto de su pequeña hija de cinco meses, Giulia, apareciera en la portada de la revista francesa Paris Match.

Un dato no menor: la subdirectora de la revista no es otra que la actual pareja sentimental de Hollande, contrincante de Sarkozy en las próximas elecciones generales francesas.

«No quiero aceptar ni ahora ni nunca que mis hijos aparezcan en la tapa de ninguna publicación», dijo a ANSA la primera dama francesa.

La pequeña Giulia apareció por primera vez en una portada de esa revista después de ser fotografiada en brazos de su madre por la calle. «¿Qué puedo hacer? Mis hijos no pueden estar siempre encerrados en casa. A Giulia tuve que llevarla al pediatra para vacunarla y un fotógrafo nos esperó y nos fotografió», contó.

El malestar de Bruni se hizo evidente sobre todo porque antes del nacimiento de la niña, la primera dama había dicho que no iba a permitir que tomaran fotos de la pequeña, al igual que se opuso con la difusión de las imágenes públicas de su primogénito Aurelien, de 11 años.

«Por mi misma obviamente no hay ningún problema. Desde que tengo 20 años soy un personaje público, mis fotos antes como top model, luego como cantante y ahora como esposa del presidente, están en todos los diarios. Pero mis niños no, no lo acepté nunca ni lo aceptaré. Porque yo hice una elección, ellos no eligieron nada», admitió.

«Alguien llegó a escribir que yo había permitido la difusión de esta foto. Eso no es verdad. Vi que estaban los paparazzi en el lugar, yo cubro la cabaza de la niña, pero en estos días hace calor, llegó la primavera y la destapé. Ahi sacaron esa foto, yo vi al fotógrafo y le pedí no difundirla. El me dijo que son populares. Yo respeto la libertad de prensa, no puedo ir a los abogados para hacer respetar este derecho de los niños, pero pido a todos los medios respetar mi elección», agregó.

Bruni quiere proteger a sus hijos, aún sabiendo que se encuentran en una posición de máxima exposición: «Quiero que todos se dieran cuenta que aún siendo la mujer del presidente, yo continúo siendo una persona normal, vivo, como, duermo como todos».

«Hasta ahora a Giulia la mantenemos en casa, esta vez por las vacunas no puedo ni siquiera considerarlo como una salida. Quiero hacer lo mismo que cualquier madre, llevar a mis hijos a la plaza, sin pensar que terminaré en la portada de alguna publicación», declaró.

«No aceptaré nunca que los menores de edad sean expuestos a peligros con la publicación de sus fotos. Yo sí, conmigo pueden hacerlo. Pero los niños son otra cosa», concluyó la mujer.

(Urgente24)

Deja una respuesta