Brasil y China prosiguen contactos a nivel gubernamental


Brasilia, 12 may (PL) La visita del ministro chino de Comercio, Chen Deming, del 14 al 17 de este mes a Brasil prosigue los contactos a nivel gubernamental entre los dos países y su empeño de incrementar los nexos bilaterales.

Además de encuentros con el canciller brasileño, Antonio Patriota, y el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel, Chen presidirá la delegación de su país a la reunión de la Subcomisión económico-comercial de la Comisión China-Brasileña de Alto Nivel de Concertación y Cooperación.

Patriota y Pimentel copresidirán la delegación brasileña a ese encuentro, indicaron fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores, quienes agregaron que el ministro chino vendrá acompañado de una amplia delegación empresarial de las ramas de infraestructura, energía, automotriz y ferroviaria.

Ellos, precisaron las fuentes, participarán en un seminario empresarial bilateral destinado a conocer las oportunidades de negocios e inversiones en cada unos de los países.

De acuerdo con la cancillería brasileña, la visita de Chen, prevista en el Comunicado Cojunto firmado durante la visita de estado de la presidenta Dilma Rousseff a Beijing, a mediados del mes pasado, hace parte de la intención de ambas naciones de profundizar su alianza estratégica.

Asimismo, cumple con la ejecución del Plan de Acción Conjunta 2010-2014, así como tiene entre sus objetivos, promover la diversificación del comercio bilateral y las inversiones recíprocas, destacaron las fuentes.

Desde inicios de 2009, China desplazó a Estados Unidos como principal socio comercial de Brasil. En 2010, el intercambio entre Beijing y Brasilia ascendió a 56 mil millones de dólares, con saldo favorable a la nación suramericana de cinco mil millones de dólares.

En el primer cuatrimestre de 2011, el comercio bilateral llega ya a 20 mil 400 millones de dólaes, un 45 por ciento más que el verificado en igual etapa del año pasado, con superávit para Brasil de mil 600 millones de dólares. En 2010, China fue el principal inversionista en este país, reflejan las estadísticas oficiales.

Tras regresar de su visita de estado a China, la presidenta calificó de muy provechoso ese viaje, ya que permitió abrir las puertas para que más productos elaborados brasileños entren al mercado chino, tal vez el principal objetivo del traslado de Rousseff a Beijing a mediados del mes pasado.

“Diría que fue muy exitosa, porque alcanzamos nuestros principales objetivos, abrir las puertas para que más productos brasileños, productos más elaborados entren en China, y trabajando juntos en áreas importantes como la de ciencia y tecnología”, apuntó la mandataria.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.