Entre enero y septiembre, las ventas al país vecino retrocedieron 20,2% en relación al mismo período de 2011, por las barreras comerciales implementadas por el gobierno argentino.

El déficit de las exportaciones brasileñas a la Argentina puede bajar hasta un 0,5 punto porcentual el crecimiento de Brasil este año, contando los efectos directos e indirectos, según diarios del país vecino.

Entre enero y septiembre, las ventas al país vecino retrocedieron 20,2% en relación al mismo período de 2011, por la combinación de las barreras comerciales implementadas por el gobierno argentino y la fuerte desaceleración de la economía.

Existe consenso de que el Producto Bruto Interno (PBI) se expandirá alrededor de 1,5% en Brasil en 2012.

Las menores importaciones de Argentina desde Brasil afectarán este año en medio punto porcentual al crecimiento del principal socio comercial regional, según coincidieron analistas de ambos países.

El economista de Abeceb.com, especialista en mercados regionales, Mauricio Claverí, consideró hoy en declaraciones a DyN que «obviamente» las menores importaciones provocarán una menor actividad en el país vecino, aunque aclaró que «no todo se debe a restricciones».

Según LCA Consultores de Brasil «el impacto directo de la caída de las exportaciones a Argentina quitará 0,2 puntos al PBI brasileño este año».

«Los efectos indirectos sobre la inversión, empleo y renta pueden sacar otro 0,3 punto», dijo el economista jefe de LCA, Braulio Borges, según indica el diario Valor Económico.

Mientras que para el director del Departamento de Comercio Exterior de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp), Roberto Giannetti da Fonseca, «la fuerte baja de las exportaciones hacia Argentina hará que el crecimiento brasileño baje entre 0,3 y 0,4 punto este año».

En declaraciones a esta agencia, Claverí coincidió con las estimaciones que, dijo, se vienen conversando desde hace algunas semanas entre los industriales paulistas.

«Ellos dicen que la caída de las exporaciones de este año representaban algo así como 0,5 por ciento del PBI. Quieren decir que si no hubieran bajado crecerían entre 2 y 2,5 por ciento en vez de 1,5 ó 2», dijo el economista.

Claverí advirtió que «hay que ser cuidadoso ya que la industria paulista trata de hacer resaltar que suben todas las importaciones industriales en Brasil y que les cuesta exportar por problemas de competitividad».

«Cuando ven que su principal mercado que es Argentina cae mucho, dicen que podrían haber crecido medio punto más», añadió el economista de Abeceb.com.

Pero el profesional aclaró que «no todo lo que cae tiene que ver con restricciones a las importaciones ya que una parte tiene que ver con desaceleración de la economía, sobre todo los bienes intermedios».

Claverí aseguró que lo relacionado a «bienes sensibles» como textiles y calzados, que eran antes una fuente de conflicto con el país vecino, ya casi no registran importaciones debido a que los importadores ya no tratan de operar debido a que no consiguen autorizaciones.

Fuente: Minuto Uno

Deja una respuesta