Brasil investigará las amenazas de muerte que se han divulgado a través de la red social Twitter contra la mandataria entrante, Dilma Rousseff, según ha anunciado el procurador general de ese país, Roberto Gurgel.

Las supuestas amenazas de muerte fueron difundidas en Twitter durante los actos de investidura de Rousseff que tuvieron lugar el pasado sábado en varios puntos de la capital brasileña. Decenas de presidentes y representantes de gobiernos de todo el mundo asistieron a los festejos que se realizaron en espacios abiertos.

Algunos mensajes pedían la presencia de un «francotirador» que se encargara de asesinar a la sucesora del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Gurgel ha explicado que el objetivo de las investigaciones es «analizar la procedencia» y determinar si la legislación actual permite tomar medidas contra los autores, informaron medios locales.

Rousseff asumió la Presidencia de Brasil con una popularidad que supera el 83 por ciento, aprobación que es mucho mayor a la que tenía Lula antes de jurar en el cargo en enero de 2003, según una encuesta divulgada a mediados de diciembre.

Fuente: EUROPA PRESS

Por Marta

Deja una respuesta