Según una jueza civil, “se impone proteger la intimidad de Legrand, dado que no se trata de hechos de interés público”.

La jueza civil Cecilia Yolanda Federico le prohibió a la mucama de Mirtha Legrand, Lina Rosa Díaz, seguir mencionando a la actriz y conductora en medios gráficos, radiales y televisivos tras la denuncia que le efectuó por trabajo en negro.

Federico ya comunicó su decisión «a todos los medios de comunicación para que se abstengan de reproducir las declaraciones ya efectuadas por la demandada, con anterioridad al dictado de la presente».

El fallo sostiene que si bien Legrand es «una persona pública de fama reconocida», ello «no implica que su vida privada o situaciones domésticas tengan que ser difundidas a través de terceros sin su consentimiento».

«Se impone proteger la intimidad de la actora (Legrand) sobre la posibilidad de que la demandada (Díaz) siga brindando información en la prensa, dado que no se trata de hechos de interés público», subrayó la jueza.

En este sentido, la magistrada distinguió entre el derecho a la información y el de intimidad de las personas: «En el presente proceso se produce el enfrentamiento de dos derechos constitucionalmente resguardados: el derecho a la información de los medios y el de intimidad de las personas, y debe resolverse la cuestión ponderando los valores en juego y privilegiando uno sobre otro».

«Es preciso señalar que el ejercicio del derecho de libertad de expresión e información no es absoluto en cuanto a las responsabilidades que el legislador pueda determinar a raíz de los abusos producidos mediante su ejercicio, sea por la comisión de delitos penales o actos ilícitos civiles», aclaró.

Deja una respuesta