Debido a operación de Cristina Fernández, hasta el martes 24 de este mes, el vicepresidente Amado Boudou quedará a cargo del Poder Ejecutivo. Según trascendió, la agenda del Gobierno pasará por el ajuste fiscal, bautizado «sintonía fina» por la Presidenta

Debido a operación de Cristina Fernández, hasta el martes 24 de este mes, el vicepresidente Amado Boudou quedará a cargo del Poder Ejecutivo.

Según informa La Nación, las decisiones políticas pasarán por Carlos Zannini, secretario legal y técnico, y el hijo de la Presidenta, Máximo Kirchner.

El protagonismo en la cuestión económica será del ministro de Planificación, Julio De Vido, y del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno

Según trascendió, la agenda del Gobierno pasará por el ajuste fiscal, bautizado «sintonía fina» por la Presidenta.

Ya rige la anunciada quita de subsidios al gas, la luz y el agua a 270.000 usuarios, pero también se sumarán a esa quita nuevas zonas geográficas y más sectores de la economía, y se seguirá de cerca a las provincias para que ajusten sus gastos y su personal para poner en caja su situación fiscal.

En esos días, Boudou consultará con ese núcleo duro de poder «cristinista», acatará y firmará.

Autor de Nota: La Tecla
agenciacna.com

Deja una respuesta