Por primera vez en casi un siglo, consiguió US$ 500 millones con un título a 10 años, por el que pagará 4,8 por ciento. Los inversores destacan un «prudente» manejo económico

El país presidido por Evo Morales retornó a los mercados mundiales de capital después de casi 100 años, al colocar bonos soberanos a una década por US$ 500 millones, en una operación que mostró la confianza de los inversionistas en el país más pobre de Sudamérica.

Los bonos a la par fueron colocados con un rendimiento del 4,875%, ó 306 puntos básicos sobre los papeles comparables del Tesoro de Estados Unidos según reportó IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.

Si bien el presidente boliviano siempre se ha destacado por su discurso anticapitalista y una ola de nacionalizaciones de alto perfil, el apetito y las condiciones de la colocación son una señal de apoyo de Wall Street a lo que considera una política macroeconómica «prudente» en Bolivia, una nación con un bajo nivel de endeudamiento.

«La operación muestra que los inversionistas no se fijan en la retórica, sino en las cifras macroeconómicas», dijo Horst Grebe, director del instituto privado boliviano de investigaciones Prisma.

Los ingresos generados por las exportaciones de gas natural y minerales han multiplicado casi ocho veces las reservas internacionales del Banco Central boliviano, mientras la economía crecía a un promedio anual del 4,7% desde que Morales fue electo a fines de 2005.

El rendimiento del bono colocado fue menor que el 5% proyectado inicialmente y se compara con el mínimo de 2,686% logrado el mes pasado por Brasil, cuando vendió papeles por US$ 1.250 millones con vencimiento en 2023.

El interés en los bonos bolivianos llegaba a unos US$ 1.500 millones, dijo IFR, reflejando el apetito de los inversores por los altos rendimientos ofrecidos por los mercados emergentes.

Por su parte Siobhan Morden, jefa de estrategia latinoamericana del banco de inversión Jefferies & Co, dijo que el rendimiento era bajo debido a la ausencia de un historial de pagos de Bolivia.

«Hubo una demanda abrumadora por lo que creo que son factores técnicos de apoyo. Sin embargo, el rendimiento actual no compensa la prima de riesgo político para un emisor debutante sin registro del pago de sus deudas», agregó la analista.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta