El ex presidente y embajador en La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, considera que a la CIJ le tomará ese tiempo emitir un fallo. La demanda del Estado boliviano por una salida al mar fue presentada oficialmente la semana pasada

Crédito foto: EFE

Bolivia confía en que el país tendrá acceso al mar dentro de tres o cuatros años, según manifestó el ex mandatario y embajador en La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, en diálogo con la emisora Erbol.

El representante del Gobierno de Evo Morales en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) cree que el fallo sobre la demanda marítima contra Chile, presentada la semana pasada, se resolverá favorablemente para Bolivia.

«Una vez cumplidas las etapas de presentación de memorias en un año o un año y medio, luego la presentación de los alegatos orales en otro tanto, se pueda pensar que en unos tres a cuatro años podamos contar con una resolución. Esto es aproximado”, aclaró.

Rodríguez Veltzé explicó que la CIJ no tiene un plazo para emitir un fallo, dado que son varios los casos a los que debe prestar atención en simultáneo. Citó el caso de la demanda de Perú contra Chile ante el mismo tribunal por un conflicto limítrofe, proceso que ha durado cuatro años y «que está pronto a culminar».

La demanda de Bolivia a Chile fue presentada el pasado miércoles ante la CIJ en un intento de que el tribunal obligue a las autoridades de Santiago a negociar un acuerdo para darle el acceso soberano al mar perdido en una guerra librada a fines del siglo XIX, cuando Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de superficie.

Según Rodríguez Veltzé, parte de la demanda boliviana se sustenta en los llamados «derechos expectaticios», es decir aquellos «ofrecimientos» de un Estado a otro o gestiones que se hayan hecho para «mejorar las relaciones, salvar injusticias o superar diferencias» y que generan derechos que pueden ser reclamados ante una corte.

En respuesta, el canciller chileno, Alfredo Moreno, declaró a medios de su país que Bolivia ha «tergiversado» las conversaciones «de buena fe» que autoridades de ambas naciones han mantenido sobre la demanda marítima porque, según dijo, no se habló de ceder soberanía.

Fuente: Infobae