Un helicóptero militar de Brasil, que apoya el proceso de entregas a pedido del gobierno, fue hasta el departamento occidental del Tolima para recoger al mayor de la policía Guillermo Solórzano de 35 años, retenido desde junio de 2007, y al cabo primero del ejército Salín Antonio San Miguel Valderrama de 27, cautivo desde mayo de 2008. Pero los secuestrados no se encontraban en el sitio indicado sino en el vecino departamento del Cauca.

Bogotá.- El gobierno del presidente Juan Manuel Santos aún no ha autorizado un operativo humanitario para buscar a dos uniformados en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuya entrega se frustró el fin de semana.

La liberación quedó en suspenso el domingo porque los rehenes no estaban en el punto señalado por los rebeldes para entregarlos sino en otra localidad, informó la Cruz Roja Internacional, destacó AP.

El gobierno «está a la espera de reunirse con el Comité Internacional de la Cruz Roja para recibir toda la información de lo sucedido en la jornada de ayer (domingo) y sólo después de eso se tomará una decisión con respecto a los operativos de liberación», dijo la Presidencia en un breve comunicado difundido por correo electrónico.

«No es cierto que (el gobierno) haya autorizado la reanudación de algún operativo para la liberación de secuestrados», agregó.

Christophe Beney, jefe de la delegación del comité de la Cruz Roja en Colombia, dijo a los reporteros que esperaba reunirse con las autoridades militares para entregarles información sobre una nueva zona donde se produciría la liberación de los dos uniformados.

Más temprano en una entrevista con radio Caracol Beney explicó que el domingo no se pudo recoger a los dos retenidos porque hubo «un error» en las coordenadas entregadas por la ex senadora Piedad Córdoba, quien por más de tres años ha trabajado en favor de las liberaciones, quien a su vez las había recibido de forma confidencial de las FARC.

Un helicóptero militar de Brasil, que apoya el proceso de entregas a pedido del gobierno, fue hasta el departamento occidental del Tolima para recoger al mayor de la policía Guillermo Solórzano de 35 años, retenido desde junio de 2007, y al cabo primero del ejército Salín Antonio San Miguel Valderrama de 27, cautivo desde mayo de 2008. Pero los secuestrados no se encontraban en el sitio indicado sino en el vecino departamento del Cauca.

Córdoba no se ha pronunciado sobre lo ocurrido y sólo dijo en un breve mensaje de Twitter que dejaría que el gobierno explicara lo sucedido.

Tradicionalmente en los operativos de liberaciones, Córdoba, el Comité Internacional de la Cruz Roja y el gobierno acuerdan suspender por 36 horas las acciones militares en la zona donde se producirá la entrega de un secuestrado. La suspensión de la actividad militar es una demanda de seguridad de los rebeldes para garantizar la entrada y salida de guerrilleros de un área.

Tras el fallido operativo del domingo el gobierno anunció que las operaciones militares en Tolima se reanudarían temprano el lunes tal y como estaba previsto en los acuerdos alcanzados a inicios de mes para la entrega de seis retenidos, de los cuales ya fueron liberados cuatro.

Fuente: eluniversal.com

Por Marta

Deja una respuesta