El gobernador sostuvo que su agrupación «tiene una vieja historia de divisiones» y prometió que trabajará para que esta vez no se produzca. Además, consideró que el gobierno nacional «faltó a la palabra» con los productores trigueros al instarlos a sembrar más y luego poner trabas a la exportación

El gobernador Hermes Binner abogó por darle la mayor amplitud posible al Frente Progresista a nivel nacional y en ese marco dijo no lo asusta incluir a algún sector del peronismo.

“No somos gorilas”, dijo el gobernador y en ese sentido se inclino “cambiar la cultura de la exclusión por inclusión y diálogo”. Para Binner, que habló con el programa A diario, de Radio 2, el Frente Progresista santafesino es un ejemplo de amplitud.

El gobernador, de todos modos, volvió a apuntar al interior de su partido, el Socialista, y admitió que teme que se produzca una división ante el feroz enfrentamiento entre su sector, que impulsa a Antonio Bonfatti, y el de Rubén Giustiniani, por la candidatura a gobernador.

“Con esta medida de ir a internas nos preocupa que el socialismo se divida porque tiene una vieja historia de divisiones. Vamos a hacer todo el esfuerzo para que esa división no se produzca”, afirmó Binner.

El gobernador volvió a criticar la política agropecuaria del gobierno nacional. “Se equivoca al no darle lugar a un sector importante de la producción que es el triguero”, afirmó sobre el conflicto actual, que llevó a las entidades del campo a iniciar un nuevo cese de comercialización.

Y dijo que las autoridades nacionales “faltaron a la palabra” al llamar a construir más trigo primero y poner trabas a la exportación después.

Además, dijo que “lamentablemente no ha sido escuchada” la propuesta de diez puntos de la provincia para Santa Fe, según él el único plan integral que se presentó para el campo.

Fuente: Rosario3

Por Leo

Deja una respuesta