El cofundador de Microsoft se mantiene primero en el ránking de la revista Forbes desde hace 22 años. Tiene ahora una fortuna de US$ 76.000 millones. Le sigue Warren Buffett, con 62.000 millones.

Bill Gates sigue siendo, por lejos, el hombre más rico de Estados Unidos, con 76.000 millones de dólares de fortuna personal, según la clasificación publicada este martes en la página web de la revista Forbes. La clasificación también deja evidencia del crecimiento del poder económico de los multimillonarios de Internet.
El cofundador de Microsoft encabezó la lista por 22° año consecutivo. Warren Buffett se posicionó en segundo lugar con 62.000 millones de dólares.
Larry Ellison, titular de la compañía de software Oracle quedó en el tercer puesto, con 47.500 millones de dólares.
En la clasificación, los puestos más altos se dividen entre sus residentes habituales: individuos a la cabeza de imperios industriales o jóvenes empresarios que se enriquecieron rápidamente gracias a internet.
Ejemplos de las fortunas más antiguas son: Buffett; los hermanos Charles y David Koch (41.000 millones de dólares cada uno, en los puestos 5 y 6); los Walton, herederos del gigante de la distribución Wal-Mart; y los Mars, vinculados al poderoso grupo agroalimentario del mismo nombre.
Pero ellos ya han sido alcanzados por el fundador de Amazon, Jeff Bezos (47.000 de dólares, en cuarto lugar); el de Facebook, Mark Zuckerberg (40.300 millones de dólares, séptimo) y los de Google: Larry Page (33.300 millones, décimo) y Sergey Brin (32.600 millones, puesto 11).
Todas estas grandes fortunas están vinculadas a una o varias empresas, sus patrimonios fluctúan significativamente con los precios de las acciones y la mayoría cotizan en Bolsa.
Confirmando una tendencia reciente, la población de ultra-ricos no deja de aumentar. Para entrar a la lista de los 400 más ricos de Forbes, en 2014 era necesario tener al menos 1.550 millones de dólares, pero este año hubo que aumentar el requisito a 1.700 millones.

Fuente: Clarín