Las declaraciones juradas y los obstáculos para vender al exterior, impactaron 30% en la baja del intercambio bilateral.

Las exportaciones de Brasil a Argentina cayeron 30% en abril, después de que ese país impusiera una declaración jurada de importación considerada una barrera al comercio, informó el miércoles el diario económico Valor. Según este periódico especializado, que no revela sus fuentes, las exportaciones brasileñas se vieron afectadas por las barreras argentinas, y las colocaciones de productos brasileños en ese país bajaron 30% en relación a abril de 2011. En marzo, las exportaciones de Brasil a Argentina cayeron 16% respecto al mes anterior, según los datos oficiales del Ministerio de Industria y Comercio. El ministerio aún no ha divulgado oficialmente las cifras de abril. Argentina impuso en febrero un mecanismo que obliga a hacer una declaración jurada antes de autorizar la entrada de productos de otros países, una medida fuertemente criticada por la industria brasileña, que la considera una barrera al comercio. Argentina es el tercer socio comercial de Brasil, detrás de China y Estados Unidos. En 2011, el comercio bilateral ascendió a 39.615 millones de dólares, una cifra récord, con un amplio superávit para Brasil de 5.803 millones. Valor afirma que cerca del 40% de los embarques brasileños a Argentina entre enero y marzo fueron retenidos en las aduanas y que los envíos de abril están “totalmente bloqueados”, provocando costos logísticos crecientes. “Hay un desorden total en el flujo de comercio exterior”, protestó Elisabeth de Carvalhaes, presidente de Bracelpa, que reúne a los productores brasileños de papel y celulosa. El diario denuncia que las retenciones perjudican “indiscriminadamente” a sectores como la carne de cerdo o las máquinas agrícolas, así como a empresas brasileñas que producen en Argentina, como la fabricante de buses Marcopolo. También cita a algunos empresarios bajo anonimato que han indicado que podrían paralizar líneas de montaje por falta de piezas.
La próxima semana se prevén reuniones de autoridades argentinas con el gobierno y la industria brasileños. El próximo 8 de mayo, en Sao Paulo, la poderosa Federación de Industrias de ese estado (Fiesp) se reunirá con el secretario argentino de Comercio, Guillermo Moreno, cuya cartera es la responsable de administrar las medidas comerciales. Las autoridades brasileñas han optado por la discreción ante las medidas argentinas, sin criticarlas públicamente.

Deja una respuesta