El presidente norteamericano encabezó ayer una reunión de jefes castrenses de 22 países para analizar la campaña contra el grupo extremista islámico

En una reunión con líderes militares de 22 países que trabajan con Washington para derrotar al grupo extremista Estado Islámico (EI), el presidente de los Estados Unidos Barack Obama manifestó su preocupación por los avances de la organización terrorista en la ciudad siria de Kobani y en el oeste de Irak.

En ese sentido, el mandatario norteamericano reiteró que la campaña contra el estado Islmámico será de “largo plazo». «Hasta ahora, hemos tenido importantes éxitos en contener el avance de EI en Erbil, salvando a muchos civiles de masacres en la montaña Sinjar y retomando Mosul, destruyendo objetivos de EI a lo largo de Siria e Irak”, dijo sobre los aspectos positivos de la campaña.

“Obviamente, en este punto estamos concentrados en la lucha que se está librando en la provincia Umbar de Irak y estamos profundamente preocupados por la situación en y alrededor de la ciudad siria de Kobani, lo que pone de relieve la amenaza que plantea [EI] tanto en Irak y Siria», agregó.

De la reunión de los jefes militares de 22 países participaron representantes de Turquía y Arabia Saudita y fue dirigido por el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos.

Fuente: www.diariohoy.net