El presidente del organismo, Robert Zoellick, había pedido al mandatario marfileño, Laurent Gbagbo, reconocer su derrota en las elecciones.
El Banco Mundial (BM) congeló la ayuda financiera a Costa de Marfil ante la lucha de poder entre Laurent Gbagbo y Alassane Ouattara, reconocido como el presidente electo del país, anunció hoy el presidente del organismo, Robert Zoellick.

‘Ya han sido congelados (los fondos) ‘, declaró Zoellick a la prensa tras reunirse en París con el presidente francés Nicolas Sarkozy y con la ministra de Economía, Christine Lagarde, reportó el diario local Le Figaro.

Costa de Marfil tenía garantizados 465 millones de dólares en virtud de un programa del organismo del 2009 al 2013.

Zoellick había pedido el domingo pasado a Gbagbo entregar el poder a su oponente, Ouattara, reconocido por la comunidad internacional como el ganador de las elecciones presidenciales del pasado 28 de noviembre.

El presidente del Banco Mundial se entrevistó este miércoles con Sarkozy para preparar la presidencia francesa del Grupo de los 20 (G-20) y del Grupo de los Ocho (G-8) y a la salida del encuentro la prensa le preguntó sobre la situación de Costa de Marfil.

Zoellick y Sarkozy coincidieron en señalar que ‘las instituciones internacionales y los socios para el desarrollo de Costa de Marfil tienen un papel crucial para hallar una solución rápida y pacífica a la crisis marfileña’, informó el Palacio del Elíseo en un comunicado.

Antes de su encuentro con Zoellick, Sarkozy reunió a parte de su gobierno par estudiar la situación en Costa de Marfil y decidió recomendar a sus ciudadanos a abandonar esa nación africana.

Gbagbo, en el poder de Costa de Marfil desde el 2000, rechazó anoche la injerencia de la comunidad internacional en los asuntos internos marfileños y reclamó la salida del país de los cascos azules de las Naciones Unidas y de los soldados franceses.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, advirtió la víspera sobre el ‘riesgo real’ de que estalle una nueva guerra civil en Costa de Marfil ante la negativa de Gbagbo de reconocer la victoria de Ouattara.

En el contexto de la disputa presidencial, Ban expresó su preocupación por la seguridad de los 10 mil cascos azules desplegados en el país, en particular de los efectivos que desde la semana pasada protegen el Golf Hotel de Abiyán, donde permanece refugiado Ouattara.
Fuente: eluniversal

Por Marta

Deja una respuesta