El gobernador se reunió ayer con representantes de gremios bonaerenses. El jueves próximo habrá paritarias, donde comenzará a definirse un nuevo sistema de ascensos cada dos años en la administración pública y el pase a planta permanente de trabajadores contratados o de planta temporaria.

Fotos Demian Alday

Tal como lo anticipó el diario Hoy, en el provincia de Buenos Aires, luego de casi 30 años, avanza la idea de reformar el estatuto (más conocido como ley 10.430) que rige el trabajo de los agentes de la administración pública, con el objetivo de establecer un esquema que garantice la posibilidad de que cada empleado pueda ascender en el escalafón en función de su esfuerzo y capacidad.

En ese contexto, el gobernador Daniel Scioli ayer recibió a representantes y delegados de gremios estatales en Casa de Gobierno. Scioli estuvo acompañado por al jefe de Gabinete, Alberto Pérez y el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango.

Según se informó, durante el encuentro se definió que el próximo jueves se realizará una paritaria para analizar las posible reformas al escalafón y “rejerarquizar el empleo público”. Scioli destacó que esa tarea permitirá «que al final de la gestión podamos tener una Provincia desarrollada no solamente en lo económico y social, sino en los que ponen el hombro y llevan adelante todos los días un servicio que son los agentes públicos”.

Según pudo saber Hoy, el objetivo del sciolismo es que esta reforma esté finalizada el año que viene, lo que le permitiría mostrarla en la campaña presidencial –en caso de reunir todos los consensos necesarios- como “un éxito de gestión”, dado que desde hace varios años la enorme mayoría de los agentes públicos se ven imposibilitados de poder ascender con el actual escalafón. ¿El motivo? Cuando se sancionó la ley 10430, en el año 1986, la puesta en marcha de esa norma se hizo de forma horizontal, de modo que los empleados que estaban regulados por el decreto-Ley № 8.721/77, establecido durante el régimen militar, ocuparon prácticamente todos los cargos. Por ello, cualquier posibilidad de ascenso quedó supeditada a que se produzca la muerte, la renuncia o la jubilación de las personas que ocupan los cargos superiores del escalafón.

Scioli también transmitió su compromiso “personal e institucional” de acompañar la representatividad laboral e instó a “actuar con mucha responsabilidad, cuidar el trabajo, la actividad económica y el equilibrio en este contexto nacional”.

En el acto de ayer, participaron representantes de todo el universo de gremios estatales, entre ellos el Sindicato de Obreros de la Minoridad y la Educación (Soeme), UPCN y Salud Pública, entre otros.

“Para nosotros, que se pueda hacer una reforma que posibilite crear mejores condiciones laborales a nuestros compañeros es muy importante. Además, tuvimos la oportunidad de plantear otros problemas de los trabajadores, como es la necesidad de que se mejoren las prestaciones del IOMA”, le dijo a Hoy, Susana Mariño, dirigente de Soeme.

Por su parte, Carlos Quintana, dirigente de UPCN, sostuvo “que el debate nos va a llevar a buscar algún sistema o mecanismo que nos permita definir una carrera administrativa modernizada. Estamos empezando a discutir un tema que prácticamente ha sido vedado en los últimos 30 años. Hay que crear un sistema que permita ascensos mediante calificaciones, cada dos años, y que posibilite que cuando un agente acceda a la jubilación pueda estar de la mitad para arriba de la carrera administrativa”.

Cuartango fue categórico al afirmar que la paritaria del próximo jueves no abordará la cuestión salarial, aunque reconoció que se discutirá el pase a planta permanente de trabajadores que actualmente desempeñan sus tareas en planta transitoria o como contratados. Se calcula que, aproximadamente, unos 230 mil agentes se encuentran en esa condición.

“La rejerarquización implica el pase a planta permanente, la definición de un nuevo escalafón que se corresponde con la actuales y reales funciones que cada agente cumple en cada aérea y adaptarse a los impone la modernidad y la tecnología”, concluyó el ministro.

Apoyo a los trabajadores

“Como peronista no hay nada más importante para el que gobierna que apoyar a los trabajadores, hacerlos crecer y retribuirle todo el servicio que dan a diario”, enfatizó Scioli, acompañado por el secretario de Recursos Humanos, Luciano Di Gresia.

Por su parte, el ministro Oscar Cuartango indicó que la Ley 10.430, que enrola a los trabajadores estatales, “fue concebida en otras circunstancias y con otras metodologías laborales, de manera tal que existen tareas que en ellas no se describen, todo eso debe ser reformulado a través del consenso”.

www.diariohoy.net