El Gobierno enfrió su polémica con México sobre el acuerdo bilateral automotor que ambas naciones firmaron en 2002. En las últimas horas, funcionarios oficiales aseguraron que una denuncia de ese acuerdo “ya no es una alternativa”, si bien sostuvieron que seguirán reclamando al gobierno de Felipe Calderón la revisión del acuerdo.

A fines de marzo, la ministra de Industria, Débora Giorgi, anunció que la Argentina plantearía al gobierno mexicano la “necesidad de discutir” los lineamientos del Acuerdo de Complementación Económica Nº 55, firmado en 2002, según sostiene el diario Clarín.

En sus primeros años de vigencia, ese acuerdo representó una ventana para las alicaídas exportaciones automotrices locales , pero en los últimos años la balanza se revirtió fuertemente hacia México: según detalló Giorgi en marzo (fue en un encuentro con empresarios pymes), en 2010 la Argentina tuvo un déficit en vehículos con México de 320 millones de dólares, que trepó a US$ 995 millones en 2011.

Son de origen mexicano muchos modelos de autos que se venden muy bien en la Argentina: los Nissan, el Chevrolet Aveo, los Volkswagen Bora y Vento y el Ford Fiesta, entre otros.

Brasil acaba de replantear los términos de ese acuerdo bilateral con México, con una nueva pauta de déficit comercial que en los hechos representa la aplicación de cupos a las exportaciones automotrices entre los dos países.

En México no hubo una respuesta oficial, salvo un trascendido de la prensa local atribuída a un funcionario de Felipe Calderón, que descartó una renegociación con la Argentina similar a la que acababan de hacer con Brasil.

Días más tarde, México se sumó a los países que acompañaron la queja de Estados Unidos ante la OMC por las restricciones locales a las importaciones. Desde la Argentina, fuentes del Gobierno mencionaron la posibilidad de “denunciar” el acuerdo bilateral.

Sin embargo, en las últimas horas la escalada se frenó. “Se va a mantener el reclamo, pero no la hipótesis de una denuncia del acuerdo”, agregaron las fuentes del Gobierno.

Las fábricas automotrices, con plantas en la Argentina, Brasil y varias también en México, están interviniendo en la cuestión . El jueves, el titular de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), Víctor Klima, viajó a Brasil para interiorizarse de la renegociación entre Brasil y México. Un día antes, la plana mayor de ADEFA se había reunido con Giorgi y el tema México estuvo presente en la reunión.

La Política Online

Deja una respuesta