Sucedió en Indonesia. Un joven millonario corría picadas clandestinas y luego del accidente, en vez de ayudar a las víctimas agarró su telefono celular. El video puede herir la sensibilidad del lector.

Wiyang Lautner, un joven millonario indonesio, corría con su Ferrari una carrera callejera por la ciudad portuaria de Surabaya. Pero perdió el control de su auto de lujo y atropelló a un matrimonio y un vendedor de comidas rápidas que tenía su puesto en la calle y chocó contra un árbol.

El vendedor terminó con las piernas rotas, al igual que la mujer. Pero su marido, de 51 años no sobrevivió. El hombre fue arrastrado por el vehiculo y falleció en el acto.

Para el inconsciente de Lautner, quién corría ilegalmente estas picadas, y terminó con la vida de una persona, en vez de ayudar a las víctimas, se puso a escribir un mensaje de texto y hablar por celular.

https://www.youtube.com/watch?v=-wfaqja1Bmw

Fuente: La Razon