La Justicia sueca reclama al activista de Internet por cargos de abuso sexual. Sin embargo, él y sus seguidores sospechan de que detrás del proceso en su contra y la orden europea de arresto se encuentra Estados Unidos.
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, pidió hoy a los estadounidenses apoyo a su plataforma de revelaciones y en la lucha contra las «investigaciones ilegales y secretas» emprendidas en su contra.

Wikileaks ya cuenta con muchos ayudantes en diversas zonas de Estados Unidos, y él mismo tiene un equipo de abogados ahí, dijo Assange ante periodistas frente a la propiedad de un amigo en el sureste de Inglaterra. No obstante, deberían lanzarse iniciativas jurídicas propias contra instituciones que están atacando a Wikileaks y a su persona en Estados Unidos, propuso, indicó DPA.

«Diría que hay abierta una investigacíon muy agresiva», dijo el australiano de 39 años en alusión a los rumores acerca de la posibilidad de que Estados Unidos presente una acusación contra él. «Eso debería ser observado y estudiado en profundidad».

Assange fue puesto el jueves en libertad bajo fianza tras nueve días de prisión preventiva. Hasta la próxima vista, durante la cual posiblemente un tribunal londinense decida acerca de su extradición a Suecia, deberá permanecer en la finca de su amigo, llevar una pulsera electrónica en un pie y presentarse regularmente ante la policía.

La Justicia sueca reclama al activista de Internet por cargos de abuso sexual. Sin embargo, él y sus seguidores sospechan de que detrás del proceso en su contra y la orden europea de arresto se encuentra Estados Unidos.

Ahí, aseguró, se está estudiando emprender acciones legales contra él, después de que Wikileaks publicara en las últimas semanas miles de documentos secretos, en parte muy polémicos, de embajadas estadounidenses, que han puesto a Washington en aprietos diplomáticos.

Assange aseveró que el trabajo de Wikileaks prosigue pese a las acciones en su contra. Las personas podrán pensar que Wikileaks sólo son él y su mochila. «Pero somos una gran organización». El equipo de trabajadores permanentes es relativamente pequeño, comentó. En la acción conocida como «Cablegate» o «portal de cables», dirigida a la publicación de documentos estadounidenses, sin embargo, existen en total numerosos ayudantes.

Además, Assange se mostró preocupado por el estado de salud del soldado estadounidense Bradley Manning, que puso a disposición de su plataforma online muchos de los documentos «Cablegate».

Desde hace semanas Manning se encuentra preso en condiciones lamentables, denunció. Un amigo relató a Assange que el soldado tiene actualmente graves problemas psicológicos. En realidad, agregó Assange, Wikileaks está configurado de manera que sus colaboradores no conocen las fuentes. «Esa es la mejor vía de proteger a los informadores».
Fuente: eluniversal

Por Marta

Deja una respuesta