Un joven fue detenido hoy acusado de asesinar a tiros a su ex novia, una chica de 18 años que se encontraba embarazada de cuatro meses, en su domicilio de la ciudad bonaerense de Dolores.

La joven, identificada como Marisa Velázquez, presentaba al menos cuatro impactos de bala en la cabeza y en el pecho, realizados desde corta distancia, según informaron los investigadores del caso.

En tanto, el acusado, de 28 años, se entregó en la Fiscalía local luego de ser buscado por personal de la Policía durante más de seis horas.

Según indicó este mediodía el fiscal Diego Escoda, que interviene en el caso, el joven está sindicado como autor del crimen por cuatro testigos, entre ellos la madre y la hermana de la víctima, esta última una adolescente de 15 años, que estaban con ella en el momento del homicidio.

El crimen fue cometido cerca de la 1:30 de la madrugada en el domicilio en el que se encontraba Marisa, en la calle 310, entre Márquez y Rico, de la ciudad de Dolores.

El fiscal indicó que el asesino «rompió una puerta trasera de la finca, se introdujo en la casa y realizó entre cuatro y cinco disparos contra la víctima».

Los disparos fueron realizados con un arma de calibre 22 desde corta distancia, de acuerdo con las primeras pericias policiales realizadas.

Los primeros testimonios recabados por los investigadores del caso dieron cuenta de que la chica se había separado tres meses atrás del joven de 28 años con el que convivía hasta ese momento.

Escoda señaló, en declaraciones a un canal de cable porteño, que de acuerdo con los testimonios recabados, la joven esperaba un bebé del detenido.

Además, se supo que la ex pareja mantenía actualmente una relación conflictiva y hasta trascendió que la joven había sido amenazada.

Luego del crimen, la Policía realizó un intenso operativo de rastrillaje para dar con la ex pareja de la víctima.

Alrededor de las 8:00, el muchacho se presentó ante la Fiscalía de Dolores y se entregó, por lo que quedó detenido en el marco de una causa caratulada como «homicidio simple».

Ahora, la Policía está abocada a encontrar el arma homicida y con ese objetivo, también intenta establecerse dónde estuvo el acusado en el lapso que va del crimen al momento en que se entregó en la Fiscalía.

Fuente: Noticias Argentinas

Por Leo

Deja una respuesta