Energía

El ministro de Energía afirmó que durante el verano empezarán a subir las tarifas de la electricidad, con el objetivo de alentar «inversiones» en el sistema de distribución.

El ministro de Energía, Juan Aranguren, afirmó que «en los próximos dos meses» se implementarán las «correcciones tarifarias» en el servicio eléctrico, con el objetivo de alentar «inversiones» en el sistema de distribución.

Con estas correcciones, aseguró, se buscará un aumento de inversiones para «hacer lo que no se hizo en los últimos años”, pero “protegiendo a los sectores cuyo poder adquisitivo no pueda satisfacer el costo pleno del servicio».

«La inversión ha estado ausente en los últimos años, y ante la existencia del problema, lo reconocemos», enfatizó. Según dijo, con la llegada de inversiones al sector se buscará “como mínimo volver a los estándares de servicio que teníamos en 2003«.

Como publicó ayer Clarín, el Gobierno implementará dos tipos de tarifas sociales. Los sectores más carenciados, alrededor del 20% de la población, seguirán recibiendo 150 megawatts mensuales sin cargo, suficientes para las prestaciones básicas (iluminación, heladera, televisor, etc.).

Los beneficiarios serán quienes reciban planes sociales u hogares sin recursos, pero si se exceden en el consumo “subsidiado” deberán afrontar mayores tarifas.

El otro sector que tendrá un tratamiento diferencial será el otro 20% de la población que no llega a ser pobre pero está en el último escalón de la clase media, como los trabajadores informales. En este caso, los aumentos serían progresivos.

Fuente: iEco