Documento de la UIA, la Rural, bancos, la Bolsa y las cámaras de Construcción y de Comercio.

Adelmo Gabbi no alcanzó a llegar después del fin de semana largo en Punta del Este, pero a Luis Etchevehere no le fallaron las conexiones desde París, y estuvo puntual ayer a las 13 en la sede de Adeba, que aglutina los banqueros nacionales. Así pudo dar comienzo de la que fue la primera reunión en ocho meses del llamado Grupo de los Seis que cobija, además de los banqueros de Adeba, a la Bolsa de Comercio, la Rural, la Unión Industrial, y la Cámara de la Construcción.
Sentados para un almuerzo frugal de ensalada caprese, lomo y de postre, una copa de cerezas; lo único que tuvieron en claro los comensales es que comienza otro ciclo político y que pondrán el hombro al anunciado acuerdo de precios y salarios.
“Nadie se ilusiona con una etapa mágica, pero venimos de años de desquicia y angustia, de un lento hundimiento”, deslizó uno de los asistentes que empujó un comunicado en el que comprometen “todo el esfuerzo y responsabilidad para colaborar en el diálogo entre los sectores sociales, trabajadores y empresarios, en conjunto con el Gobierno. Es el mejor medio para encontrar consensos y definir políticas de Estado”, señalaron.
Lo firmaron Jorge Brito (ADEBA), Adrián Kaufmann (UIA), Carlos de la Vega (Comercio), Gabbi (Bolsa), Juan Chediack (Construcción) y Etchevehere (Rural).
Durante el encuentro, Etchevehere se comprometió a una gestión con Mauricio Macri para una audiencia en conjunto, al margen de las que pueda tener cada cámara individualmente. Los memoriosos recordaron que desde 2007, luego de una entrevista con Néstor Kirchner, nunca fueron recibidos como Grupo. Kaufmann reiteró allí la invitación para el próximo lunes a la Conferencia de la UIA a la que asiste Macri, su gabiente y el jefe de la OIT, Guy Ryder.
Hubo coincidencia que vienen “seis meses difíciles, de apretar los dientes”. Eso sí, aseguran que tras diez años “en los que no entró plata, hay varios fondos de inversión que ya están aterrizando”.
Aunque no hubo brindis, celebraron que “exista una nueva transición presidencial que significa una continuidad institucional y el fortalecimiento de la democracia”. Y le hicieron llegar a Macri “los mejores augurios en su gestión”.
De paso y en lo que sonó a invitación para diferenciarse de la gestión de Cristina, pidieron “políticas que se ocupen no tanto de lo ideológico sino de los problemas concretos y las necesidades y aspiraciones de la gente, para así producir los resultados que retomen el sendero que la sociedad reclama, que es el del crecimiento económico con inclusión social y el de la consolidación institucional”.
Ya era la hora del café cuando se extrañaron por no haber recibido invitación para la ceremonia que tendrá lugar hoy en el Congreso. Algunos irán, eso sí, a la gala en el Colón con la que Macri, ya presidente, agasajará por la noche a las delegaciones extranjeras.

Fuente: Clarin