«Allí donde haya una empresa española, allí estará el gobierno defendiendo como propios sus intereses», manifestó el presidente español, al referirse por primera vez al diferendo entre el gobierno argentino y la petrolera. Sus declaraciones se producen tras la visita a la Argentina del titular de Repsol, Antonio Brufau, quien se reunió con altos funcionarios luego de que varias provincias decidieran quitarle a la compañía zonas para la explotación de hidrocarburos

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, prometió hoy que defenderá como «propios» los intereses de las  empresas españolas en el exterior, después de los trascendidos que circularon en la Argentina sobre una posible nacionalización de la petrolera YPF, controlada por Repsol.

«Allí donde haya una empresa española, allí estará el gobierno defendiendo como propios sus intereses», aseguró durante una conferencia en Madrid, señalando que el compromiso de su gobierno con la internacionalización de la economía es «firme y constante».

Rajoy no mencionó de manera explícita a YPF, participada en casi un 60 por ciento por la española Repsol.

El gobierno español advirtió en los últimos días a la presidente Cristina Kirchner de que una acción así sería  interpretada como una «agresión» a España y de que el país adoptaría las consecuencias que considere oportunas.

En su discurso de hoy durante un acto del Instituto de Empresa  Familiar, Rajoy dijo que su gobierno «va a estar al lado de quienes crean empleo y riqueza dentro y fuera» y dijo que «la excelencia de  las empresas españolas requiere de una política económica que esté a su altura».

Infobae

Deja una respuesta