La vedette habló con Teleshow.com sobre su futuro

Crédito foto: Teleshow.com

Teleshow.com recibió en su redacción a Andrea Rincón, una de las chicas del momento, por su inesperada relación con el cantante de Miranda!, Ale Sergi, y sus peleas con famosos, producto de, como asegura ella, ser una mujer «muy pasional, muy sensible y frontal, a veces ya hasta por demás».

La vedette, que saltó a la fama tras su paso por la casa de Gran Hermano, tuvo una vida difícil, y muy cambiante: pasó de dormir en una plaza o una pensión y tener un novio golpeador a ser una sex symbol y recibir ofertas de sexo a cambio de un piso en la avenida Del Libertador.

«Ahora en mi vida hay menos sacrificio de lo que era antes. A mí no me mueve un buen auto, yo tengo mi autito, mi departamento y soy feliz, o sea, no soy materialista, pero haber dormido en una plaza y después el haber estado en una pieza de pensión de dos por dos, te modifica tener otra realidad, tener un plato de comida todos los días, te da una tranquilidad y esa tranquilidad antes no la tenía. Hoy me muevo más tranquila, obviamente que el tema de la exposición es difícil y es complicado, porque yo siempre fui una mina muy pasional y mis parejas fueron muy ruidosas… Siempre mi vida fue escándalo, porque yo soy así», aseguró.

La modelo, que tiene uno de los cuerpos más admirados por los hombres, contó que no es fácil mantener su figura: «Obsesión no tengo porque el cirujano me sacó todos los complejos que tenía. Tengo cuatro cirugías de nariz. Me levanté los pechos porque desde los 14 años tenía tetas así gigantes y un novio goloso. Se me cuelgan un poco y les digo ‘pará, pará que ya bastante tengo con la gravedad’. Y después cola, me puse prótesis. Yo antes tenía la misma cola pero me tenía que matar en el gimnasio, era una hora de gimnasio haciendo cola por día, 6 días a la semana, después aeróbico, estaba enferma, 3 horas por día en el gimnasio… hasta que llegó un momento que dije ‘basta'».

Tantas cirugías tienen para ella una explicación, Rincón afirma que los 30 (tiene 28 años) la tienen que agarrar «hecha una bomba» y con un proyecto de formar una familia: «La crisis de los 30 existe y yo sé que a mí me va a agarrar, entonces no le voy a dar el placer a esa fuck you crisis de que me haga llorar».

Si bien ya recorrió un largo camino desde que salió del reality de Telefe, sus aspiraciones profesionales son aún mayores. «Voy por el lado de la conducción, aunque me guste más la actuación. Voy a actuar, voy a hacer mi propia película y ganar un Oscar. Yo quiero ser una número uno, yo no voy a medio pelo a nada, a mitad de camino… Voy a ser más que Susana Giménez», afirmó la morocha, quien comenzará a conducir un programa que se verá en toda Latinoamérica.

Lo que no faltaron en todos estos años fueron las propuestas indecentes. Aunque en el caso de Rincón, por su figura voluptuosa, desde antes de ser famosa ya querían tener sexo con ella a toda costa: «El casting sábana existe en todos lados y en todos pero todos los rubros…Y después de Gran Hermano el número era otro. A medida que pasa el tiempo, te van ofreciendo más plata, te siguen y te insisten. Cuando salí de GH, me ofrecieron un departamento, un piso en Libertador y lloré una semana entera, porque es difícil vivir muerta de hambre, vivir en una pensión… Y dije que no. Vivo en mi departamentito de un ambiente en Saavedra que es mío y me lo gané en muy buena ley».

En las últimas horas, sonaron rumores sobre una posible candidatura política de la vedette, pero ella se encargó de desmentirlo y se lo tomó a broma realizando una divertida sesión foto

Teleshow-Infobae