Como si de una peste se tratara, el candidato presidencial izquierdista en México, Andrés Manuel López Obrador se despegó de posibles relaciones que podría tener con Hugo Chávez, presidente venezolano. «No conozco al presidente de Venezuela, Hugo Chávez; nunca he hablado con él ni por teléfono”, sostuvo AMLO, quien además destacó que su programa de gobierno no tiene «nada que ver» con el de Chávez.

(Urgente24) – Andrés Manuel López Obrador, el candidato izquierdista a la presidencia de México, afirmó que propondrá un modelo económico propio para su campaña lejos del socialismo de Chávez, con quien además dijo no tener “nada que ver”.

El candidato de la coalición “Movimiento Progresista”, segundo candidato predilecto en las elecciones presidenciales de México, prefirió hacer esta aclaración para no correr la misma suerte de hace seis años, cuando fue vinculado con el presidente de Venezuela y bajó puntos en las encuestas, además de causar temor entre empresarios e inversionistas por la posibilidad de que siga su mismo esquema económico.

Tras el precedente rumor sobre la posibilidad de que Chávez esté financiando campañas electorales de varios líderes izquierdistas de Latinoamérica, López Obrador señaló que “no conozco al presidente de Venezuela, Hugo Chávez; nunca he hablado con él ni por teléfono”.

El candidato también dijo que no pretende expropiar bienes y que está proponiendo un proyecto económico sostenible que incluye inversión extranjera en medios de comunicación que estén asociados con mexicanos.

“Lo que vamos a llevar a la práctica en México, es algo que tiene que ver con nuestra realidad, yo les diría que es un modelo a la mexicana, no vamos a copiar modelos”, agregó el candidato en su declaración.

López, exalcalde de la Ciudad de México, ha subido en las encuestas después de las acusaciones de corrupción y consiguientes protestas en contra del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de su opositor, Enrique Peña Nieto.

El avance de López Obrador ocurrió luego de recientes protestas de universitarios contra Peña y el PRI, partido que ha sido acusado por sus enemigos políticos de autoritario y corrupto. Una nota en The Wall Street Journal señala que un promedio de siete sondeos de la encuestadora Mitofsky mostraron que Peña Nieto aún tiene una ventaja cómoda: 43,8% de apoyo versus 28,1% para López Obrador y 24,5% para Vázquez Mota.

Pero se reconoce que si bien la diferencia sigue siendo amplia, la brecha se ha reducido en cuatro puntos en las últimas semanas. “López Obrador tiene el impulso ahora”, afirmó Roy Campos, un encuestador de Mitofsky. Su conclusión: Peña Nieto aún es el favorito, pero López Obrador tiene posibilidades. Otro sondeo reciente, de la encuestadora María de las Heras, también mostró una contienda más reñida.

Analistas afirman que el movimiento estudiantil está teniendo como consecuencia que algunos votantes jóvenes independientes se pregunten si quieren un regreso del PRI, que gobernó México durante 71 años antes de perder el poder en las elecciones de 2000. Aunque el partido se considera eficiente, también se percibe como corrupto.

Deja una respuesta