El presidente del club aseguró que «no se trata de sacar una ventaja deportiva para sacar a River del Monumental, sino de defender al público». River quiere que el partido se dispute el martes y el dirigente aduce que «es un día laborable».

La muerte de Néstor Kirchner obligó a suspender la fecha 13, y el Superclásico de la fecha 14, previsto para el 7 de noviembre, se corrió para el fin de semana siguiente, pero como en el Monumental el sábado 13 habrá un recital, el partido quedó para el martes 16. Entonces Boca salió a mostrar su descontento y quiere que el duelo con el clásico rival sea el domingo 14. Calendario en mano.

El presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, declaró esta mañana en radio La Red. Allí el dirigente aclaró varios puntos que habían generado polémica. En primer lugar desmintió los rumores que indicaban un desencuentro con Juan Carlos Crespi, vicepresidente primero. Y también que la intención de Boca no es «sacar una ventaja deportiva, sino defender al público porque es un día laborable».

«En primer lugar. Con Juan Carlos –por Crespi- estuvimos hablando anoche, hablamos permanentemente, no hay ningún tipo de desencuentro. Como tema fundamental, nosotros decimos que el fútbol se debe jugar en días domingos en horarios normales, para que la gente que trabaja pueda venir a la cancha, disfrutar del partido y volver a la casa. Lo que pasa es que acá ocurrió algo que fue la suspensión del partido. Entonces quedamos que mañana se van a reunir Turnes (Diego, vice de River) y Juan Carlos y van a resolver el tema», explicó Ameal.

«Nosotros vamos a defender la postura del domingo, pero entendemos que hay temas de fuerza mayor que tenemos que contemplar, pero vamos a charlar con ellos. Entendemos también que River tenía programado su recital (NdeR: se presentará el grupo The Jonas Brothers) cuando ellos jugaban de visitante. También lo entendemos, no se puede ser necio ante esta realidad. El tema del domingo es defender a nuestra gente, y no buscar una ventaja deportiva, de cambiarlos a ellos de cancha», agregó. Pero también sugirió: «El socio de Boca, el simpatizante de Boca, está acostumbrado a jugar en la cancha donde se dispone. A nosotros jugar en River, en Vélez, en Racing o donde fuere… O en el Estadio Unico… Es decir, nosotros vamos a aceptar, si nos reprograman, a dónde tenemos que ir».

Hay un antecedente, de este año. El 21 de marzo, en la Bombonera, el Superclásico duró 9 minutos y se terminó el jueves 25 con los dos goles de Gary Medel y el 2-0 para Boca. Es cierto que la suspensión fue por un diluvio que cayó en la Capital, pero River expuso que ese Superclásico también se jugó en un día laborable y no hubo trabas de su parte.

Por otro lado, también hay un conflicto con la cantidad de entradas que River le dará a Boca y Ameal explicó: «Cuando River viene a nuestra cancha les damos 4.500 ubicaciones. Que nosotros hemos sacado la parte de plateas, y las vendemos todas a precios de populares. Si ellos nos dan la misma cantidad, en realidad nos estarían dando menos. Porque tenemos un estadio mucho más chico, entonces en proporción… Nosotros damos la totalidad de lo que podemos dar. Pero más que eso no podemos dar. Si nosotros tenemos 54.000 socios y tenemos nuestra capacidad cubierta. Damos la bandeja de arriba, sacamos las plateas, que podría ser un beneficio económico para nosotros, para que los equipos visitantes tengan mayor capacidad y nos puedan dar mayor cantidad de entradas».

Y desmintió un supuesto ofrecimiento de River: «En ningún momento Turnes nos dijo que nos iban a dar más entradas si aceptábamos jugar el martes. Nosotros defendemos a nuestro público. Vamos a ver si River puede agotar las posibilidades para jugar el domingo. Yo creo que Juan Carlos y Turnes van a charlar y van a encontrar un punto de equilibrio», concluyó.

Fuente: Clarín

Por Leo

Deja una respuesta