Dentro de las acciones desarrolladas por la cartera sanitaria nacional, en concordancia con la recomendación emitida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) -que instó a fortalecer las estrategias para el control vectorial-, se recomienda a las embarazadas que consulten previamente con su obstetra si viajan a zonas donde el virus zika se encuentra activo. Este virus es transmitido por el mosquito dengue y ha actuado de manera incesante en el país vecino de Brasil.

A este segmento se le recomienda que extreme las precauciones para evitar la picadura de mosquitos, debido al posible riesgo de malformaciones congénitas en gestantes que contraigan la infección durante el primer o segundo trimestre de gestación. En tanto, al resto de los viajeros se les aconseja evitar visitas a lugares con proliferación de mosquitos, usar repelentes, ropa clara y de manga larga sobre todo al amanecer y al atardecer, que son los momentos del día donde los mosquitos se encuentran más activos y hay mayores posibilidades de que piquen. Si durante el viaje tuvieran fiebre, se les recomienda acudir a un centro de salud local, no automedicarse y mantener las medidas para protegerse de las picaduras de mosquitos, informó la cartera sanitaria.

La sintomatología del virus zika suele comenzar entre tres y 12 días después de la picadura del mosquito, y ya se han registrado casos en la región en los países de Brasil, Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Surinam, Venezuela y Panamá.

Sin embargo, las recomendaciones cobran especial importancia para quienes viajen a Brasil ya que ese país -en el que se analiza si el virus fue causa de siete muertes y de 1.761 casos de microcefalia en bebés recién nacidos, según el último boletín epidemiológico- es el principal destino de los argentinos que vacacionan fuera del país.

Fuente: Diario Hoy