Alberto Fernández tenía la intención de visitar a los jugadores de la Selección en Ezeiza para festejar la obtención de la Copa América pero dio marcha atrás para no romper la burbuja sanitaria.

 

 

 

El presidente quería saludar a los jugadores en el predio de la AFA de Ezeiza, ubicado a pocos minutos del aeropuerto internacional, pata mostrarse junto a Lionel Messi y el resto de los campeones.

 

 

 

Según adelantó el sitio especializado Doble Amarilla, estaba todo listo, incluido el helicóptero que iba a llevarlo desde la quinta de Olivos.

 

 

 

Los jugadores vienen respetando desde antes del inicio de la Copa la burbuja sanitaria por la que no pudieron ver ni siquiera a sus familias, durante el torneo. En el caso de los jugadores que juegan en Argentina, sólo quedan eximidos de la cuarentena de diez días al llegar al país si respetan la burbuja.

En la AFA explicaron que se decidió cancelar la visita del Presidente al predio de la AFA para no romper la burbuja de los jugadores. Luego de arribar al predio de Ezeiza, Messi voló en un vuelo privado a Rosario junto a Di María y Lo Celso.

 

 

 

En la AFA dijeron a LPO que la explicación oficial fue la de evitar la ruptura de la burbuja. Tras cancelar el acto, el presidente podría mantener un zoom con los jugadores.

Luego de aterrizar en Ezeiza y partir en micro hacia el cercano predio de la AFA, Messi voló a Rosario junto a sus compañeros los rosarinos Ángel Di María y Giovani Lo Celso, en un vuelo privado. En el aeropuerto de esa ciudad santafesino lo esperaban su mujer y su madre.

Messi llegó este mediodía al aeropuerto de Rosario donde fue recibido en la pista de aterrizaje por su esposa, Antonela Roccuzzo.

Amable, el capitán d ela Selección se prestó a sacarse fotos con algunos seguidores que se le acercaron en la pista.

En paralelo, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, cuestionó los festejos de la gente en el Obelisco porteño y remarcó la necesidad de «evitar» ese tipo de eventos masivos.

 

 

 

«No son las imágenes que nos gustan desde el punto de vista sanitario. En pandemia y con el avance de la vacunación desearíamos evitar este tipo de cosas. Sé que es muy difícil», indicó Gollan en diálogo con El Gíglico, por Radio Rivadavia.

 

 

 

«Vamos un año y medio de pandemia con muchas frustraciones, mucha tensión», reconoció el ministro de Axel Kicillof.

 

Por admin