Las víctimas recibieron disparos por parte de la policía, que intentaba dispersar a una multitud que pretendía entrar a una comisaría en la ciudad de Suez. Según fuentes médicas, las fuerzas de seguridad estaban usando munición real. El miércoles 73 personas murieron durante los incidentes en un estadio de fútbol.

l hecho ssucede dos días después de los enfrentamientos en un estadio de fútbol de Port Said, en El Cairo, que causaron 74 muertes y derivaron en una crisis política con manifestaciones populares contra el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas que gobierna el país.

«Hemos recibido dos cadáveres de manifestantes que presentaban heridas de bala», dijo un médico de la morgue donde fueron trasladados los cuerpos, informó la agencia de noticias Europa Press.

Un testigo afirmó que «los manifestantes estaban intentando entrar en la comisaría de Suez cuando los agentes empezaron a disparar con fuego real desde corta distancia».

Vecinos de la zona creen que la acción del grupo podría ser un acto de vengaza, ya que el miércoles dos jovenes murieron por disparos en un control policial en la zona de Nachel en la que se encuentra la comisaría atacada.

Para esta tarde están convocadas nuevas acciones de protesta contra el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas, informó la agencia de noticias DPA.

Los activistas culpan a los militares de la muerte de las 74 personas tras un partido de fútbol en Port Said, creen que los disturbios fueron provocados por grupos de alborotadores pagos y acusan a la policía de actuar para contenerles.

Anoche resultaron heridas más de 600 personas en la capital egipcia al producirse enfrentamientos entre manifestantes y personal de seguridad, cuando casi 10.000 personas se congregaron para protestar por la inoperancia de las fuerzas de seguridad durante los altercados en Port Said.

Según la versión oficial dada a conocer por la televisión estatal, hubo manifestantes que arrojaron piedras contra policías e hirieron a 54 oficiales cuando intentaron ingresar en la sede del Ministerio del Interior, razón por la cual la policía dispersó la protesta con gas lacrimógeno.

Télam

Deja una respuesta