Es la cifra inicial de víctimas de los atentados con bombas registrados a primera hora de este miércoles en la capital iraquí y en la localidades de Hilla (sur) y Balad (centro).

Cuatro bombas que explotaron en Bagdad causaron la muerte a 18 personas, en un atentado que tenía como objetivo una concentración de peregrinos chiíes para conmemorar la muerte del imán chií Musa al Kadhim, bisnieto del profeta Mahoma, según despacho de Europa Press.

En Hilla, la explosión de dos artefactos, uno de ellos un ataque suicida, provocaron 22 muertos y 38 heridos y afectaron varios restaurantes frecuentados por agentes de las fuerzas de seguridad.

Por último, en un doble atentado con coche bomba murieron cuatro personas, en la localidad de Balad, de mayoría chií.

Fuente: Télam

Deja una respuesta