Tuvo 38, uno menos que en su tratamiento original, por la descerción del neuquino Horacio Lores, una forma de frenar críticas al gobernador. Cristina podrá convocar a las primarias con la elección para elegir los miembros del Consejo que elige y sanciona magistrados.

“Identifíquense, que no pase nada raro”, pidió Miguel Pichetto antes de terminar el debate sobre los cambios del proyecto de reforma al Consejo de la Magistratura, que instrumenta un sistema de voto popular para elegir sus miembros, encargados de elegir y sancionar jueces.

Es que el jefe del bloque kirchnerista sabía que no le sobraba ni un voto para aprobar el texto con las reformas de Diputados, que como cambia el Código Electoral requiere de la mitad más uno del total del cuerpo, sin importar la bancas que estén ocupadas.

A diferencia del tratamiento inicial que tuvo el proyecto en el Senado, el neuquino Horacio Lores esta vez no estuvo en la votación, tras años de apoyar cada iniciativa enviada por el Gobierno.

Su cambio de posición fue después que los tres diputados del MPN hayan resulado la clave de la aprobación de Diputados, cuando el texto se modificó a último momento y se aprobó en una polémica votación por las fallas en el sistema.

A los 33 senadores del Frente para la Victoria sí se sumaron otros seis aliados de fierro: Roxana Latorre (Santa Fe), María Rosa Díaz y Osvaldo Ramón López (Tierra del Fuego), José María Roldán (Corrientes) y María Higonet (La Pampa).

La ley amplía de 13 a 19 los miembros del Consejo de la Magistratura, con tres jueces, abogados, seis de los ámbitos académicos o científico de reconocida trayectoria, seis legisladores, un representante del Poder Ejecutivo.

Jueces, abogados y académicos serán elegidos por el voto popular, en una boleta pegada al resto de las categorías en disputa en cada elección presidencial. La excepción será este año cuando se elijan los miembros por sólo dos años.

“Acusar a un juez es lo que se conoce en la jerga como ‘tener a un juez en la parrilla’”, explicó el radical Ernesto Sanz, para quien la sola posibilidad de enviar a juicio político a un magistrado que tendrá cualquier fuerza política que imponga los consejeros convertirá a la justicia en rehén del poder de turno.

Siempre atento a sus discursos, Pichetto recordó que la remoción final si se hará por la elección de los dos tercios de los miembros del jurado de enjuiciamiento. “La sola propuesta de remoción condiciona al juez”, replicó Sanz.

La senadora del peronismo disidente Liliana Negre de Alonso afirmó hoy que el Gobierno «quiere avanzar hacia la suma del poder público» y advirtió que «vamos en camino a la dictadura».

«El Frente para la Victoria está confeccionando un traje a su propia medida para ir por el Poder Judicial. El que gana las elecciones va por los tres poderes», afirmó.

“La iniciativa avasalla la pluralidad y afecta el federalismo, ya que seguramente los candidatos terminarán siendo del área metropolitana (Capital y Gran Buenos Aires). Se incorporan exigencias electorales muy superiores a las que tienen los partidos para presentar candidatos a Presidente de la Nación y Vice (reconocimiento en 5 distritos), mientras que para el cargo de consejeros los partidos deberán tener idéntica denominación y presencia en 18 jurisdicciones”, cuestionó la salteña Sonia Escudero.

Negre de Alonso cuestionó además el otro cambio que hizo el Gobierno en diputados, que fue confirmarle a la Corte Suprema el poder sobre el presupuesto judicial que según la Constitución tiene el Consejo de la Magistratura.

“El jefe de Gabinete es siempre el que modifica el presupuesto, no puede hacerlo la Corte”, intentó aclarar Aníbal Fernández. “El proyecto no dice lo mismo”, le replicó.

Rubén Giustiniani, del socialismo, recordó que en Bolivia se eligen los miembros del Consejo de la Magistratura por voto popular pero no se los integra a los partidos políticos. “Es una elección aparte, donde los candidatos ni siquiera.

“No se ha violentado nada. El congreso ha sido delegado por la constitución en el artículo 114 para instrumentar una ley porque los constituyentes no pudieron hacerlo y lo hubieran hecho en la constitución hubiera quedado claro”.

“No entiendo porqué siempre dan por senado que el oficialismo va a ganar las elecciones. No sé porque no tienen una mirada alentadora sobre el futuro”, se lamentó.

Fuente: La Politica Online